Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elevan a tres años y medio la petición de cárcel a los sindicalistas de la CNT

El fiscal aprecia un delito continuado de coacciones al dueño de la pastelería La Suiza al acabar el juicio, a la espera de sentencia

Uno de los peritos participantes en la vista de ayer, con los acusados sentados en las primeras filas.

El juicio contra ocho sindicalistas procesados por los escraches realizados durante meses al dueño de la pastelería La Suiza, en la avenida de Schulz, concluyó ayer tras cinco sesiones y con la sorpresa de que el Ministerio Fiscal elevó su petición inicial de 14 meses de cárcel a dos años de prisión por un delito continuado de coacciones graves para siete de los acusados. A eso hay que sumar otros 18 meses de prisión por un delito contra la Administración de Justicia, por lo que en suma son tres años y medio de prisión a los que se enfrentan. Para el octavo procesado la pena es sensiblemente inferior.

Los acusados, después de que varios peritos forenses y económicos prestasen declaración, tuvieron ayer derecho a la última palabra. La mayoría se remitió a lo ya declarado el primer día. Algo más se explayó la trabajadora que llegó a denunciar al dueño de La Suiza por acoso. Pese a que esa acusación quedó sobreseída, ella volvió a incidir en el asunto. Además, otro de los acusados ponderó la labor sindical –igual que ya habían hecho al inicio del juicio– defendiendo que el sindicalismo no puede constituir un delito penal. La acusación particular, que ejerce el pastelero, también elevó a definitivas sus conclusiones en un juicio que quedó visto para sentencia.

Compartir el artículo

stats