DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Félix Gómez, el hostelero gijonés que esperaba como agua de mayo dar sus primeras cenas: "Siento mariposas en el estómago"

El empresario, con más de tres décadas tras la barra como camarero, abrió su negocio en enero y después de cuatro meses "solo he podido trabajar dos y medio"

Félix Gómez preparando las cenas.

Félix Gómez preparando las cenas. Marcos León

Félix Gómez lleva casi tres décadas detrás de la barra y proviene de una familia de hosteleros pero hoy jueves ha vuelto a sentir "mariposas en el estómago" como la primera vez que vio a sus padres servir una Mirinda. Gómez ofreció a eso de las ocho y media de la tarde en La Allandesa su primera cena en el local que abrió en enero y en el que por culpa de las restricciones solo ha podido trabajar dos meses y medio de los últimos cuatro meses. Un matrimonio de Gijón con dos de sus hijos fueron los afortunados comensales.

¿Qué le llevó a abrir un bar en plena pandemia? "Pensé que si afrontábamos un reto así ya nada podía ir a peor. Llevaba 25 años trabajando en otra empresa y quise darle algo de picante a la vida. Llega un momento en la vida que te planteas que tienes que hacer lo que te sale. Yo sabía que la pandemia acabaría pasando y no quería abrir un bar en plena euforia, quería tener el equipo rodado", razona. A pesar de que estos meses le han servido de aprendizaje a Gómez no le faltaba tampoco experiencia. Sus padres fueron los responsables del bar de Granda. Él mismo trabajó más de dos décadas en el restaurante La Carbayera con un equipo al que sigue considerando "mi segunda familia".

Los comienzos no fueron fáciles. Gómez abrió las puertas por primera vez el 16 de enero y tuvo que cerrar el 26 de febrero. Y así, como si de un intermitente se tratara, hasta hoy. Su primera cena supone un paso más. Hasta este viernes el gobierno del Principado sólo permitía servir cenas en terrazas. Ahora este fin de semana los hosteleros van a poder aprovechar el interior de sus locales hasta las once de la noche. Un primer alivio de restricciones que se complementará el domingo con el fin del estado de alarma y la nueva regulación del gobierno regional, que permitirá abrir los bares hasta la una de la madrugada. Otra buena oportunidad para Félix Gómez de seguir ganando comensales en un año que, a poco que se esfuerce, va a ir a mejor.

Compartir el artículo

stats