DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un juez perdona a un gijonés una deuda de 128.163 euros contraída por avalar a su hermano

El afectado no se librará de seguir pagando la hipoteca de su vivienda

Acceso al Palacio de Justicia de Gijón. | Juan Plaza

Acceso al Palacio de Justicia de Gijón. | Juan Plaza

Nueva condonación de deuda por la Ley de Segunda Oportunidad. El juzgado de Primera Instancia número 1 de Gijón ha exonerado a un gijonés de abonar una deuda de 128.163 euros contraída con once bancos y entidades financieras, tras haber avalado a su hermano.

"J. V., las siglas del beneficiado, ayudó económicamente a su hermano en unos negocios que éste tenía, haciendo de aval. Tenía, además, un par de préstamos y la situación se le complicó. Cuando recibieron la herencia de sus padres, tuvieron que malvender para saldar lo que les reclamaban. Aún así, J. V. se quedó con parte de la deuda al haber avalado a su hermano. Finalmente ha podido acogerse a la Ley y mantener incluso su vivienda”, explican los letrados del exonerado, del despacho Repara tu Deuda, que sí tendrá que seguir pagando la hipoteca de su vivienda.

Para poder acogerse al Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI) son requisitos necesarios que el deudor sea una persona física y que actúe de buena fe; esto eso, que haya intentado cerrar un acuerdo extrajudicial de pagos, no ser objeto de un concurso culpable y no haber sido condenado por delitos socioeconómicos.

Este tipo de sentencias no son nuevas. Recientemente la ley de segunda oportunidad ha servido para que un hostelero avilesino ahogado por las deudas pudiese librarse del pago de 304.392,15 euros. La sentencia, dictada por el Juzgado de lo mercantil número 3 de Gijón, argumentaba que el empresario “demostró su voluntad de querer pagar” y que había tratado de negociar un plan de pago a sus proveedores. El rechazo de este calendario de cobro fue fundamental en la decisión judicial.

Compartir el artículo

stats