Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Corazón de María conecta con Europa con una charla con el eurodiputado Jonás Fernández

El parlamentario comparte con los alumnos del centro, referente en planes de intercambio, su vida en Bruselas

El eurodiputado Jonás Fernández Álvarez, durante su charla telemática en el Corazón de María.

El eurodiputado Jonás Fernández Álvarez, durante su charla telemática en el Corazón de María.

Tras acreditarse como escuela embajadora del Parlamento Europeo el pasado verano, el Corazón de María celebró ayer por adelantado el Día de Europa –es el 9 de mayo, que este año cae de domingo– con una ponencia a distancia del eurodiputado asturiano Jonás Fernández Álvarez. El colegio, estandarte de los programas de “Erasmus” en la ciudad, acaba de recibir una nueva acreditación que le permitirá agilizar durante los próximos seis años la aprobación de nuevos proyectos y ahora, ante la imposibilidad de enviar fuera a sus alumnos por la situación de pandemia, ha organizado para la semana que viene unas jornadas de “viajes virtuales” por Europa, que consistirán en charlas telemáticas con alumnos de otros colegios internacionales adheridos al programa de movilidad.

Parte del alumnado, durante la cita en el salón de actos del centro. Marcos León

El Codema se acreditó como escuela embajadora el pasado agosto, y ese sello confirma un compromiso por parte del centro para dar a conocer las políticas europeas dentro y fuera del aula. “El tema europeo es muy importante en el colegio y llevamos años desarrollándolo. Tenemos asignaturas optativas sobre este asunto en cuarto de la ESO y en Bachiller. Los alumnos, además de aprender cómo funcionan las instituciones, también tienen la oportunidad de entablar relación con gente de su edad de otros países, y eso es un aprendizaje valioso”, afirma Simón Cortina, director del centro.

La charla del eurodiputado, centrado en asuntos económicos en el Parlamento e integrante del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas, se realizó en el salón de actos y ante medio centenar de alumnos –seleccionados por participar activamente en algún programa vinculado al “Erasmus”– para evitar aglomeraciones. El político les resumió cómo era una jornada habitual de trabajo y cómo se organizan las tareas y las agrupaciones del Parlamento.

La mayoría de alumnos ya se sabían la parte teórica, así que trataron de sonsacarle durante el turno de preguntas algunos consejos de cara a su futuro. El experto hizo hincapié en la importancia de aprender idiomas y “tomarse en serio” los estudios, porque a su juicio fue eso lo que le permitió poder trabajar en el extranjero. “Les enseñó, como también hacemos nosotros en clase, que estudiar y aprender algún idioma como inglés o francés acaba abriendo muchas puertas laborales. Hoy en día no pueden descartar la posibilidad de viajar y abrir horizontes”, completa el director del colegio.

El centro, además del sello como escuela embajadora, también es ahora un “centro acreditado con Erasmus+”, un reconocimiento que durará hasta 2027 y que les permite saltarse ciertos pasos protocolarios para sacar adelante nuevas colaboraciones. De momento, ya están hermanados con colegios de Estrasburgo, Bruselas, Praga, Helsinki y Charleville-Mézières, entre otras ciudades.

La cita de ayer terminó con un debate entre los alumnos y con la intervención de Leopoldo Tolívar, presidente del Consejo Asturiano del Movimiento Europeo, que leyó un manifiesto europeísta. “Los jóvenes deben saber que muchas decisiones políticas ya no se toman en España, sino en Europa, y que como ciudadanos debemos saber cómo funciona aquello, aunque de primeras suene complejo”, concluye Cortina.

Compartir el artículo

stats