Podemos-Equo exigió ayer al gobierno local que el plan de vías no esté vinculado “a un pelotazo urbanístico”. La portavoz Laura Tuero, ante la reunión de Gijón al Norte del próximo lunes, dejó claro que le parece “irrenunciable la eliminación de la barrera física y la intermodalidad” y pidió ayer que desvincular la estación de un modelo “que va en contra de una ciudad sostenible”. La edil se refirió al plan que propone construir torres de más de 20 plantas “cuando hay 16.000 viviendas vacías y que proyectarán su sombra en el paseo de Poniente”. Tuero, que compareció acompañada de los concejales Juan Chaves y Rufino Fernández, reclamó también que se “revise todo el Plan Especial” para que se tengan en cuenta las opiniones de la Plataforma vecinal en defensa del plan de vías y un Pulmón para el “solarón”.

Por otro lado, el próximo lunes se debatirá en la comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Congreso de los Diputados la proposición no de ley del forista Isidro Martínez Oblanca en la que se reivindica el cumplimento “en todos sus términos” de la propuesta de integración ferroviaria y ubicación de la estación intermodal frente al Museo del Ferrocarril que conforma el convenio firmado en mayo de 2019 por todos los socios de Gijón al Norte. Para Oblanca renunciar a la ejecución de un convenio que comprometía más de 800 millones “es un despojo de colosal magnitud para Gijón y para Asturias”. El diputado gijonés reivindica “otorgar a Gijón y a Asturias el mismo trato que, en materia de integración ferroviaria y transporte de viajeros por ferrocarril reciben otras ciudades y comunidades autónomas cuyos proyectos avanzan pese a haberse iniciado posteriormente o ser de mayor complejidad”.