DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía interviene en dos botellones con más de 200 participantes en Gijón

Algunos de los participantes en la fiesta habían protagonizado ya un altercado en los bajos de El Molinón

Imagen de archivo de la Policía Nacional.

Imagen de archivo de la Policía Nacional.

La Policía Nacional intervino en la noche de ayer (la última del estado de alarma que estaba vigente hasta las doce de la noche) en dos botellones en los que se habrían congregado, según fuentes consultadas por este periódico, más de dos centenares de jóvenes. La primera actuación tuvo lugar a las diez de la noche. Fue entonces cuando varias patrullas de agentes se vieron obligadas a intervenir en la carbayera de Granda en la que se estaba produciendo una reunión de más de 200 adolescentes, algunos de ellos viejos conocidos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. De hecho, los agentes presentes en la zona aseguran que entre los que se habían reunido en este parque se encontraban varios de los que fueron identificados en una reyerta que tuvo lugar hace apenas unos días en los bajos del estadio de El Molinón y que se saldó con al menos un agente herido y varios detenidos. Los funcionarios del orden le siguen la pista de cerca a estos adolescentes, que según los vecinos de El Bibio ya habían causado varios altercados previos a las violentas imágenes registradas en El Molinón. Al parecer hace unos días la Policía frustró una pelea que habían organizado los jóvenes con varios objetos contundentes que habían escondido en el lugar en el que se iba a producir el enfrentamiento con otro "grupo rival".

En esta ocasión los jóvenes salieron huyendo en cuanto vieron a la Policía por lo que se desconoce si pudo haber identificados. Pero esta no fue la única actuación de los agentes. Poco después fueron identificados otros 25 adolescentes que se habían reunido para consumir alcohol en la zona de Viesques. En esta ocasión, ya de madrugada, los adolescentes sólo pudieron ser identificados por saltarse la distancia social y carecer de mascarilla ya que al no estar vigente el estado de alarma en el momento de la actuación ya había decaído el toque de queda.

La Policía Local, por su parte, denunció esta madrugada, tras el fin del estado de alarma, tres fiestas en domicilios acorde a la ordenanza municipal de convivencia y hubo una alcoholemia judicial en la avenida de Manuel Llaneza. Por otro lado, solo se localizó un botellón en la fuente de Isabel II de Cabueñes en el que fueron propuestos para sanción seis jóvenes.

Despliegue

El fin del estado de alarma supuso a las doce de la noche entre ayer y hoy que la Delegación del Gobierno se viera obligada a desplegar un amplio dispositivo de seguridad para evitar aglomeraciones de adolescentes como las que tuvieron lugar en Gijón. La Policía asegura que algunos bares de Oviedo aprovecharon el fin de las limitaciones a las doce de la noche para volver a abrir sus puertas hasta la una de la madrugada (el nuevo horario de cierre que se ha establecido en el Principado tras el fin del estado de alarma).

Las redes sociales se llenaron esta mañana de cientos de imágenes de personas consumiendo alcohol y reunidos en grandes grupos en zonas emblemáticas como la puerta del Sol de Madrid. Pero no fue solo en la capital donde hubo que lamentar imágenes lejanas a lo que debería ser un comportamiento durante una pandemia. En Oviedo varios jóvenes recorrieron también la calle Uría al grito de "libertad".

Compartir el artículo

stats