DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenido tras impactar con una decena de coches en Pumarín y destrozar el suyo

El implicado fue arrestado en la calle Valencia después de que su vehículo dejara de funcionar

Uno de los vehículos dañados en la calle Álava.

Uno de los vehículos dañados en la calle Álava. M. L.

Impactó con varios coches y trató de darse a la fuga, pero le fue imposible debido al mal estado en que quedó el vehículo que él mismo conducía. Por ese motivo, un hombre fue detenido ayer en la calle Valencia, en el barrio gijonés de Pumarín, tras chocar con varios coches estacionados en las calles Álava y Murcia. A consecuencia de estos golpes, el turismo que el implicado conducía, un Peugot de color gris, quedó en tan mal estado que le fue imposible continuar la marcha. Al lugar del siniestro acudieron varias patrullas de la Policía Nacional y de la Policía Local, que, según los testigos, se llevaron detenido al responsable, que quedó dentro de su coche.

La intervención policial en la calle Valencia.

La intervención policial en la calle Valencia.

“Escuché un ruido muy fuerte, como de golpes. Estaba viendo la tele y me sorprendió. Olía como a quemado”, explicó una vecina de la calle Álava, que se asomó a su ventana pasadas las diez de la noche. El origen del escándalo era un hombre que conducía un turismo de color gris. Bajaba por la calle Álava, donde colisionó con varios turismos, y giró a su derecha, es decir, a la calle Murcia, donde también se dio de bruces con otros coches aparcados. Aunque intentó proseguir con su marcha, en dirección a la calle Valencia, el turismo que manejaba quedó en tan mal estado que le fue imposible proseguir. Se detuvo justo delante de la sidrería La Estrada, un local muy popular en el barrio.

Fue un vecino el que alertó a los agentes, qué rápidamente se personaron en el lugar de los hechos. Según varios clientes del local hostelero, el implicado, que se mantuvo siempre dentro de su propio turismo, fue introducido en un coche policial y fue trasladado a la comisaría. El suceso provocó una fuerte expectación en el barrio, a pesar de que se produjo ya entrada la noche.

Compartir el artículo

stats