DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La jueza de Madrid acepta el preconcurso de acreedores de NMR

Las decisión permite paralizar la múltiples peticiones de embargo en las últimas semanas que ha sufrido la empresa que opera en El Musel

Sede de NMR en El Musel.

Sede de NMR en El Musel. Juan Plaza

El Juzgado de lo Mercantil número 8 de Madrid ha aceptado la solicitud presentada por la empresa Natural Mining Resources 1926 (NMR), que opera en El Musel, para el preconcurso de acreedores ante “las dificultades de tesorería derivadas de las sustanciales alteraciones de los mercados en los que viene operando y del contexto general de la crisis pandémica”, según explicó la firma en un comunicado a sus acreedores, proveedores y trabajadores hace unas semanas. Y lo hizo con el objetivo de lograr la paralización de los múltiples procedimientos de embargo que en las últimas semanas se han ido concatenando por los impagos a empresas privadas que prestaron servicio a este operador de graneles del puerto gijonés. “La sociedad concursada ha interesado, y así se ha acordado por parte del órgano judicial, la incoación del expediente del preconcurso con carácter reservado”, confirman desde el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Al mismo tiempo, la magistrada al frente del Juzgado de lo Mercantil número 8 de Madrid “ha presentado un escrito motivado de abstención con relación al procedimiento”. Este trámite está a la espera de que la Sección 28.ª de la Audiencia Provincial de Madrid, competente en los procedimientos mercantiles, resuelva en un plazo de diez días. Lo que sí confirman desde el TSJM es que, mientras se dilucida sobre esa abstención, el procedimiento queda en suspenso, “incluidas las medidas cautelares solicitadas” por NMR para conseguir bloquear los embargos.

Con el preconcurso aceptado por el Juzgado, la empresa, patrocinadora oficial del Real Oviedo, dispone ahora de un plazo de tres meses para renegociar las deudas contraídas –los impagos comenzaron en septiembre de 2020– y tratando de llegar a un acuerdo económico con los acreedores. De no llegar a buen puerto esas negociaciones, NMR se vería abocada al concurso de acreedores.

Entre los principales acreedores de NMR está la Autoridad Portuaria de Gijón y su filial Ebhisa, con los que mantienen una deuda de 1,5 millones de euros, tal y como desveló LA NUEVA ESPAÑA. Pero las deudas son muchas y las reclamaciones de otras empresas llegan desde distintos puntos. Solicitudes de embargo presentadas por distintos acreedores han llegado desde los juzgados de Gijón y Pozuelo de Alarcón, en Madrid.

NMR, que tenía como base de negocio la importación de carbón de Rusia o países fronterizos, su mezcla con el extraído de minas asturianas y leonesas para luego exportar esa mezcla a térmicas de Marruecos, India y Vietnam, principalmente. Desde su llegada a El Musel en 2018 su capacidad fue en aumento, llegando a cerrar 2020 con el movimiento de más de cuatro millones de toneladas de graneles sólidos, especialmente carbón, pero ya a finales del pasado año comenzaron los problemas para la firma.

Compartir el artículo

stats