DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cimadevilla quiere recuperar sus fiestas tres años después con actuaciones en la calle

Las celebraciones, suspendidas desde 2018, se organizarán si la situación sanitaria permite la colocación de una barra: “Faltan apoyos”

Por la izquierda, Omar López, Alejandra Gayol y Laura Buznego, en el local de la asociación de festejos de Cimadevilla, donde preparan las celebraciones del barrio alto.

Por la izquierda, Omar López, Alejandra Gayol y Laura Buznego, en el local de la asociación de festejos de Cimadevilla, donde preparan las celebraciones del barrio alto.

La asociación de festejos de Cimadevilla estudia recuperar las celebraciones del barrio tres años después de la última edición. El colectivo que preside Omar López, que decidió de dejar de organizar el evento en 2018 ante “la falta de apoyo municipal”, plantea un calendario enfocado a lo cultural, con actuaciones en la calle y basado en una temática marinera, siempre y cuando la situación sanitaria permita la instalación de una barra hostelera para costear los gastos. La entidad vecinal reclama además apoyo al gobierno local. “Las fiestas de Cimadevilla serán lo que el Ayuntamiento quiera”, apunta López.

Las fiestas del barrio alto siempre fueron uno de los eventos más señalados del verano. Se celebraban entre el 7 y 19 de septiembre y suponían el colofón del periodo de estío en la ciudad. Arrastran no solo a vecinos sino también a muchos turistas. Pero en 2018 todo se detuvo. “Hicimos las fiestas y fuimos capaces de recuperar los 20.000 euros de déficit que dejaron las del año anterior”, repasa López. La sociedad de festejos, que cuenta con 500 miembros que pagan una cuota de 18 euros anuales, denunció en su momento que, con la subvención municipal, que apenas sobrepasa los mil euros, les era imposible organizar los actos.

Tras un año en blanco en 2019, la Fundación Municipal de Cultura programó en 2020 su propio festival, en plena pandemia. Así nació “Al Resve”, un certamen que tuvo lugar entre el 5 y el 20 de septiembre, es decir, coincidiendo con las fiestas de Cimadevilla, y que consistió en actuaciones musicales, teatro en la calle y diferentes talleres. “Las fiestas de Cimadevilla es algo que tendríamos que organizar nosotros, los vecinos, y el Ayuntamiento echar una mano. No al revés”, critica Omar López. La sociedad de festejos de Cimadevilla tratará igualmente de organizar fiestas este año, que en el caso de tener luz verde, serán pase lo que pase de formato mucho más reducido que en años anteriores.

La idea es darle un enfoque más cultural, con exposiciones fotográficas, actuaciones en la calle y una temática marinera acorde con la idiosincrasia del barrio. López señala que la única financiación, además de las cuotas de los socios, es colocar una barra. Y afea al Ayuntamiento que no haya dejado un espacio en Tabacalera a su entidad para poder organizar los festejos. Actualmente, la entidad sobrevive en un local del edificio de la junta de obras de la Autoridad Portuaria.

Compartir el artículo

stats