DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenido por crear un perfil falso a una gijonesa para ofrecer sexo

El arrestado, de Cangas del Narcea, utilizó una imagen y los datos de su víctima, con la que solo hablaba a través de redes sociales

Virus en tu teléfono móvil.

GETTY IMAGES

Un joven de Cangas del Narcea, de 32 años, ha sido detenido Gijón por un delito contra la intimidad después de crear un perfil falso en la red social Telegram a nombre de otra joven y publicar anuncios en la sección de contactos ofreciendo servicios sexuales y presentándose como ninfómana. El arrestado no quiso explicar las razones por las que había elegido a esta gijonesa, a la que supuestamente no conocía en persona y con la que solo había intercambiado algún mensaje a través de las redes sociales, según detallan desde la Comisaría de El Natahoyo.

La investigación policial, llevada a cabo por el Grupo de Delitos Económicos de la Policía Nacional, se inició con la denuncia de la víctima, una vecina de Gijón de 26 años que “había recibido multitud de mensajes de desconocidos que querían tener relaciones sexuales con ella en respuesta a un supuesto anuncio que había colgado en una aplicación de mensajería”, confirman los agentes.

La afectada comprobó que, sin su autorización, alguien estaba utilizando sus datos personales y su fotografía. El objetivo no fue otro que subirlos a una página de contactos, por lo que la joven gijonesa se puso en contacto rápidamente con los responsables de la página para que fuera retirado ese anuncio “por vulnerar su intimidad”. Desde la firma accedieron a ello.

La tranquilidad no le duró mucho a la gijonesa. Pocos días después, detallan fuentes policiales, “volvió a recibir nuevos mensajes y pudo comprobar que se había publicado un anuncio prácticamente idéntico al anterior”. Es por ello que, “al verse alterado gravemente el desarrollo de su vida cotidiana”, optó por presentar la correspondiente denuncia.

Los agentes del Grupo de Delitos Económicos realizaron sus comprobaciones hasta averiguar que los datos personales de la víctima y su fotografía “habían sido copiados de otra red social a la que solo tenían acceso los amigos o personas autorizadas por la denunciante”, lo que les permitió estrechar el cerco sobre el posible responsable.

Sin explicaciones

Las indagaciones exhaustivas de los agentes, rastreando las conexiones de internet utilizadas en las publicaciones de los anuncios fraudulentos, desembocaron en identificar a la persona responsable y detenerla. Este individuo guardó silencio ante los policías sin aclarar por qué había elegido a esta joven para colgar el anuncio en Telegram. Tampoco la afectada describió mucho más al conocer la identidad del supuesto autor del delito. Todo apunta a que uno y otro nunca se habían visto en persona, y que a lo sumo se habían cruzado mensajes a través de internet.

Compartir el artículo

stats