Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Sareb impugna el derecho de tanteo en la puja de la Ería del Piles

El administrador concursal incluyó en la subasta el derecho de Maceribe a igualar

Ería del Piles. Marcos León

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb, el banco malo) ha presentado un recurso contra la decisión del administrador concursal de Asturpromotora, de mantener el derecho de adquisición preferente de la promotora vasca Maceribe sobre los terrenos de la Ería del Piles, que se están subastando a través de la página de subastas del Consejo de Procuradores de España. La Sareb, que fue la que instó a la subasta de los terrenos, cuestiona las condiciones impuestas por el administrador concursal, pero no ha instado a la suspensión de la subasta.

La subasta, en la que se puede pujar hasta el 26 de mayo, seguirá adelante. En el caso de que se atienda a la petición de la Sareb, la consecuencia práctica es que el terreno se lo llevará el mejor postor, mientras que si se rechaza su petición, Maceribe podrá hacerse con el suelo igualando la mejor puja.

El administrador concursal había pactado en su día otorgar un derecho de adquisición preferente a Maceribe, o en caso de que no lo ejerciera a abonarle 150.000 euros, por los 93.000 euros que la promotora vasca aportó al concurso de acreedores de Asturpromotora Urbana 2004 para depositar ante el Ayuntamiento el aval necesario para aprobara el PERI con el que se iba a desarrollar esa zona ubicada frente al Tostaderu. La Sareb sostiene que aquel derecho de Maceribe decayó al no haber presentado una oferta válida la firma vasca durante el anterior intento de venta del suelo.

Los 29.515,49 metros cuadrados de Asturpromotora en la Ería del Piles salieron a subasta el pasado 26 de abril con un precio inicial de 2.867.579,49 euros, después de que hubiera fracasado un intento inicial de venta directa. Seis días antes del inicio de la subasta el administrador concursal comunicó al juez de lo mercantil de Burgos –provincia a la que Asturpromotora trasladó su sede poco antes de quebrar– las modificaciones en las condiciones de la misma, incluyendo la obligación del adjudicatario de respetar tres contratos, entre ellos el que otorga el derecho de tanteo a Maceribe.

Compartir el artículo

stats