DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La temporalidad en la plantilla del Ayuntamiento se dispara a cifras récord

La mayor incidencia está en el personal laboral del Consistorio (88,58%) y en Servicios Sociales (66,36%) | “Es alarmante”, denuncia USIPA

Ayuntamiento de Gijón.

Ayuntamiento de Gijón.

La temporalidad en la plantilla municipal aumenta sin parar, con especial incidencia en el personal laboral de Ayuntamiento, donde este fenómeno alcanza al 88,58%, y en la Fundación Municipal de Servicios Sociales, donde asciende también hasta el 66,36%. Cifras que son "alarmantes y desproporcionadas”, advierte el sindicato USIPA.

El abuso de la contratación temporal, común a todas las administraciones públicas, está también presente en el Ayuntamiento de Gijón, y la cifra no para de aumentar cada año. A los ejemplos ya citados se suman el 40,26% de temporalidad que se alcanza en el Patronato Deportivo Municipal y el 37,74% en la Fundación Municipal de Cultura. El registro más bajo está en los funcionarios del Ayuntamiento, con un 26,69% que se reduce hasta el 14,85% si se suma al listado el personal de Policía Local y del servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento, donde no se contrata personal temporal por las características de sus funciones. “El Ayuntamiento de Gijón ha estado vulnerando la ley a sabiendas durante los últimos cuarenta años, no se han convocado las ofertas de empleo público en tiempo y forma y, además, se ha abusado de la contratación temporal con fines espurios. El resultado es que la temporalidad en la plantilla es "desproporcionada y alarmante”, recalcan desde USIPA.

Al problema de la temporalidad, añaden desde USIPA, está en “los nombramientos en fraude de ley, las adscripciones temporales, las comisiones de servicios y los nombramientos para realizar funciones de superior categoría, algo que se ha generalizado con este equipo de gobierno, con el que, además, la dedocracia ilegal prima en la política de personal”. Al tiempo, lamentan que “el diálogo con las organizaciones sindicales es inexistente y el convenio colectivo está prorrogado desde 2019, algo sin precedentes en este Ayuntamiento y no se está ni negociando”.

Compartir el artículo

stats