DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gijón transforma su patrimonio bélico a pie de costa en un producto de atracción turística

Recuperar las baterías y refugios de Cimadevilla y el cabo de San Lorenzo, en un plan de turismo basado en la identidad local de 2,5 millones

En la imagen superior, Daniel Martínez Junquera, Ana González y Santos Tejón durante la presentación del proyecto turístico.

En la imagen superior, Daniel Martínez Junquera, Ana González y Santos Tejón durante la presentación del proyecto turístico. Marcos León

La recuperación y divulgación del patrimonio histórico y arquitectónico para convertir la identidad de Gijón en un valor turístico es uno de los ejes de la propuesta con la que el Ayuntamiento compite por un pellizco de los 23 millones de euros que la Secretaría de Estado de Turismo ofrece ahora mismo en una convocatoria para la financiación de planes de sostenibilidad turística. La propuesta de Gijón supone una inversión de 2,5 millones a financiar a partes iguales entre Ayuntamiento, Principado y Estado y a desarrollar entre 2022 y 2024. ¿El título? “Gijón/Xixón, identidad, sostenibilidad y digitalización”.

El área turística del Ayuntamiento acaba de presentar la candidatura de Gijón al gobierno autonómico con la esperanza de ser una de las elegidas de Asturias para llegar a la final nacional. Las líneas generales del plan se hicieron públicas hoy en el salón de recepciones en un acto encabezado por la Alcaldesa, Ana González, con la participación del Turismo, Santos Tejón, y el responsable de Gijón Turismo dentro de la estructura de Divertia, Daniel Martínez Junquera.

La entrada al refugio antiaéreo de Cimadevilla

La puesta en valor del patrimonio local para darle uso turístico se concreta en tres actuaciones. La de mayor cuantía, algo más de 1,2 millones, supone completar el proceso de recuperación de las baterías de defensa ubicadas tanto en el Cerro de Santa Catalina como en el cabo de San Lorenzo. Dos entornos turísticos de primer orden por su peso histórico pero también por su entorno y sus vistas en fachada marítima.

Casamata en el cabo de San Lorenzo.

Casamata en el cabo de San Lorenzo. R. VALLE

En el área de Cimadevilla se sumarían la recuperación del refugio de la Guerra Civil ubicado bajo la Casa Paquet, ahora sede de la oficina de turismo, y la digitalización de la propuesta museística de las Termas de Campo Valdés ofreciendo. Otros 690.000 y 135.000 euros, respectivamente. La recuperación de ese refugio antiaéreo, en la que se trabaja desde hace tiempo como un proyecto de recuperación de la memoria histórica, se completaría con un estudio sobre el refugio de Begoña de cara a poder encarar su rehabilitación en el futuro e incorporarlo a ese paquete turístico local.

Las instalaciones defensivas del Cerro de Santa Catalina

Las instalaciones defensivas del Cerro de Santa Catalina R. VALLE

Control de visitantes

Cimadevilla, como casco histórico y eje de la oferta cultural y turística de la ciudad, también es el espacio elegido para desarrollar, como experiencia piloto, un sistema de medición en tiempo real de los flujos de visitantes para evitar concentraciones y favorecer los movimientos entre equipamientos turísticos. El plan, con un coste de 24.829 euros, tiene especial interés de cara a su extensión al resto de la ciudad. Esta actuación, al igual que las del resto del plan, son sustanciales por eso el Ayuntamiento tiene claro que de no conseguir financiación por esta vía lo intentarían con los nuevos fondos europeos. La última opción serían los recursos municipales.

Otra de las actuaciones del proyecto, con un coste que ronda los 112.000 euros, supone la incorporación de las infraestructuras tecnologías necesarias para generar una oficina de turismo inteligente con un sistema de control de aforos, mesas dotadas de pantalla táctil, un carrusel de imágenes para hacerse selfies que compartir en redes sociales... Y para alcanzar la suma total presupuestada hay que sumar 240.000 euros para la gestión de ese plan y 94.000 para acciones de comunicación y promoción, que van desde la edición de materiales informativos a la planificacion de visitas guiadas pasando por campañas de publicidad y viajes de presentación.

En el listado de objetivos de este proyecto están “diversificar la oferta de recursos turísticos y buscar nuevos mercados para romper con la estacionalidad; además de incrementar la competitividad y el posicionamiento”, explicó Martínez Junquera.

González, por su parte, defendió en su intervención la importancia de la propuesta en cuanto a reivindicar el elemento territorial de la sostenibilidad: la personalidad de Gijón. “Queremos compartir lo que Gijón es y lo que los gijoneses somos; que los turistas disfruten con lo que disfrutamos nosotros, que experimenten lo que es Gijón”, destacó la regidora, para quien Cimadevilla tiene un protagonismo especial en esas actuaciones que deben servir para atraer mas visitantes pero, como primera razón de ser, deben servir para mejorar la vida de los gijoneses.

Compartir el artículo

stats