DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gijón ofrece a Itvasa permutar la parcela de Granda para llevar la ITV a Lloreda

“Es una sorpresa agradable”, aplauden los vecinos tras el movimiento del Ayuntamiento, que también propone a Industria, como alternativa, la Zalia

Una de las parcelas del polígono de Lloreda ofrecidas por el Ayuntamiento a Itvasa.

Una de las parcelas del polígono de Lloreda ofrecidas por el Ayuntamiento a Itvasa. Ángel González

El Ayuntamiento ha movido ficha para que Gijón pueda contar con una nueva estación de ITV en un emplazamiento alternativo a Granda, a la vista tanto de la intensa polémica política y social que ha despertado esa iniciativa como de las carencias en la documentación remitida por la empresa Itvasa para lograr la licencia municipal. El gobierno que preside la socialista Ana González ofreció ayer por escrito a la Consejería de Industria permutar la finca de Granda adquirida por Itvasa para instalar el segundo centro de inspección técnica de vehículos del concejo por un solar municipal adecuado para ese uso en el polígono industrial de Lloreda.

Para ello, el Ayuntamiento pone sobre la mesa dos terrenos incluidos en el listado que le fue facilitado en su momento al Principado para albergar el equipamiento, con una superficie de 19.244 metros cuadrados cada uno de ellos. Además, existe la posibilidad de segregar la superficie que sea necesaria para la instalación, según han confirmado fuentes municipales.

También como alternativa a Granda, el Ayuntamiento ha transmitido al Principado la posibilidad de que Itvasa instale la nueva ITV en una de las parcelas de titularidad autonómica ubicadas en la Zalia. A juicio del Consistorio, decidirse por esa ubicación “serviría para comenzar a movilizar la zona logística, ejerciendo de elemento tractor para otras actividades”. Y es que Gijón considera “oportuno” ofrecer “opciones que contribuyan a resolver la situación, minimizando los perjuicios para todas las partes implicadas”.

Marina Pineda, portavoz del gobierno municipal, apuntó ayer mismo que, a la hora de realizar el ofrecimiento al Principado, se han tenido en cuenta las declaraciones realizadas tanto por el consejero de Industria, Enrique Fernández, como por otros miembros de ese departamento, en el sentido de que “la ubicación de la estación en una zona concreta de la ciudad ya no era requisito imprescindible”.

El movimiento del Ayuntamiento ha sido muy bien recibido en Granda. “Es una sorpresa agradable”, subraya Pilar Granjo, de la plataforma vecinal contra la ITV, para quien “llevar la estación a un polígono industrial o a la Zalia es lo mejor para las partes”.

Rubén Pérez, concejal de Ciudadanos, también recibió con satisfacción el ofrecimiento municipal. “Puede ser una buena solución para rectificar el error cometido y poder ofrecer a los gijoneses una segunda estación de ITV en un lugar apropiado y no en medio de una parroquia rural”, señaló el edil del primer grupo de la oposición. En todo caso, añadió que “esto no debería servir para blanquear una operación completamente opaca y que no parece responder al interés general ni a criterios técnicos, ya que desde Itvasa no se han ofrecido las oportunas explicaciones de por qué se adquirió esa parcela, a todas luces inadecuada, y no una de las que le había ofrecido el Consistorio, entre las que se encuentra la que ahora se quiere permutar”. “No renunciamos a exigir responsabilidades políticas”, concluyó Pérez.

Compartir el artículo

stats