DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un 13 por ciento de las personas que contraen VIH conviven años con el virus sin saberlo

“No podemos bajar la guardia”, alerta la presidenta del Comité Antisida | Hay una media de entre 50 y 70 diagnósticos al año

10

Gijón acoge el XII Memorial Permanente del Sida en Los Pericones Marcos León

“No podemos bajar la guardia, el VIH puede afectar a cualquiera, no entiende de edad, de sexo ni de condición”. Loli Fernández, presidenta del Comité Ciudadano Antisida, quiso ser hoy muy tajante en la celebración del XII Memorial Permanente del Sida instalado en el Parque de los Pericones de Gijón, porque hoy en día, “aún un 13 por ciento de las personas que están infectadas conviven con el virus y no lo saben”.

Pese a que las cifras de contagios han bajado, se siguen detectando nuevos casos cada año y “siguen muriendo personas, el VIH sigue ahí aunque ahora mismo solo se hable de la pandemia”. Fernández llamó a poner de nuevo sobre la mesa el VIH, porque “sentimos que en estos últimos años está un poco olvidado, casi ya no se habla de esto, y parece que de lo que no se habla, no existe”.

En este sentido, el Comité Antisida recuerda que cada año se siguen detectando cada año entre 50 y 70 nuevas infecciones en Asturias, y aunque en los últimos años se ha dado un pequeño repunte en esta cifra, “lo positivo es que cada vez se hacen más pruebas para atajar la infección cuanto antes”. Loli Fernández recuerda la importancia de contar con diagnósticos tempranos para evitar que cuando las personas son diagnosticadas lleguen con el sistema inmune debilitado a los tratamientos. Además “las pruebas son más fáciles de hacer que nunca, en farmacias y en el propio Comité, de forma gratuita, anónima y confidencial, con una prueba de saliva y un resultado en 20 minutos”. Por eso, “es muy importante que todo el que haya tenido una práctica sexual de riesgo se haga la prueba, aunque nunca se la haya hecho antes; no pasa nada por hacerla”, insistió.

El acto celebrado en el parque gijonés sirvió además para dar lectura a los nombres de los fallecidos en los últimos años por VIH, y para recordar que “no olvidamos, que ha habido muchos avances médicos y científicos en los países desarrollados, de manera que con la medicación adecuada las personas con VIH tienen una carga viral indetectable y no transmiten la enfermedad”.

Lamentablemente, en la otra cara de la moneda las personas con VIH siguen lamentando actitudes “de desprecio e intolerancia”, y llaman a que su situación se normalice en los entornos laborales y personales, “actualizando la información existente, porque bien tratado el sida no impide hacer vida normal”. Y, con ello, normalizar una infección que, tras la llegada de la pandemia parece haber pasado a segundo plano y “no podemos dejar de insistir en el cuidado: preservativo y pruebas”.

Compartir el artículo

stats