DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La compra de parcelas para la ITV en polígonos industriales resulta “muy oneroso”, justifica Itvasa

La sociedad cifra en unos 450 los desplazamientos de vehículos previstos al día en Granda, 29 por cada hora de funcionamiento

Una protesta vecinal contra la ITV de Granda.

Una protesta vecinal contra la ITV de Granda. Juan Plaza

Itvasa, la empresa participada íntegramente por el Principado que gestiona las estaciones de inspección técnica de vehículos en la región, estima que la apertura de una ITV en Granda generaría por sí sola un tránsito medio de 450 vehículos al día por los viales de esta parroquia rural de Gijón. Así figura en la documentación remitida por la sociedad al Ayuntamiento para tratar de subsanar los numerosos errores y carencias detectados por los técnicos municipales en los informes que presentó para tratar de obtener las correspondientes licencias de obra. El previsible incremento de la circulación hasta límites inasumibles en la zona es uno de los principales argumentos que esgrimen los vecinos para oponerse de manera frontal a la ITV en la parcela adquirida por Itvasa a la Cooperativa de Agricultores de Gijón.

Al detalle, Itvasa calcula que las siete líneas de inspección previstas (seis para turismos y una para motos y quads) atenderían cada jornada a una media de 212 vehículos, lo que generaría 424 desplazamientos al día por Granda. Sumados a los viajes de los empleados de la instalación, el total superaría los 450, con una media de casi 29 por cada hora de funcionamiento de la ITV. En todo caso, la empresa sostiene que al equipamiento previsto para la parroquia rural gijonesa “no le es aplicable” la ley autonómica de Transporte y Movilidad sostenible, aprobada hace tres años por el Principado.

Aunque los técnicos municipales no se interesan directamente por el asunto, Itvasa subraya que adquirir parcelas en polígonos industriales para la implantación de estaciones de inspección técnica de vehículos “siempre resulta muy oneroso”. Y es que, según la empresa, en esos recintos “el precio de venta del metro cuadrado está directamente relacionado con la edificabilidad, que para esta actividad hay que desperdiciar para dedicarla a los imprescindibles espacios de circulación, estacionamiento y espera”. “Para el correcto funcionamiento de una estación ITV se precisa que la edificación donde se alojan las líneas de inspección, las oficinas y los servicios anejos solamente ocupe en planta alrededor del 30% de la parcela”, añaden los técnicos de Itvasa en la documentación enviada la semana pasada el Ayuntamiento y que está siendo analizada por los distintos departamentos municipales implicados en el expediente.

En el caso de Granda, y según figura en la escritura de compraventa a la que ha tenido acceso LA NUEVA ESPAÑA, y que se firmó el pasado 14 de enero, la parcela adquirida por Itvasa a la Cooperativa de Agricultores mide algo más de 21.000 metros cuadrados. Dispone de una nave principal, que la empresa del Principado pretendía rehabilitar para que albergase las líneas de inspección, cuya planta baja tiene 3.560 metros cuadrados construidos, la entreplanta 90 metros cuadrados y el primer piso otros 1.245 metros cuadrados.

La escritura, en la que figura un precio de 900.000 euros, está firmada, como apoderado de la Cooperativa de Agricultores, Consumidores y Usuarios de Gijón por José María López, exportavoz municipal del PSOE y contrincante de Adrián Barbón en las primarias que llevaron al exalcalde de Laviana a la secretaría general de la Federación Socialista Asturiana (FSA).

A la vista de la polémica social y política, y de las dificultades para obtener licencia en Granda, el gobierno municipal acaba de plantear al Principado la permuta de la parcela por solares municipales ubicados en el polígono industrial de Lloreda. Se trata de terrenos incluidos en el listado facilitado en su momento por el Consistorio para albergar el equipamiento. En concreto, el Ayuntamiento pone sobre la mesa dos parcelas, con una superficie de 19.244 metros cuadrados cada una de ellas y con la posibilidad de segregarlas.

Como otra alternativa a Granda, el Ayuntamiento ha transmitido al Principado la posibilidad de que la nueva ITV vaya a una de las parcelas de titularidad autonómica de la Zalia.

Ni el gobierno regional ni Itvasa se han pronunciado sobre estos ofrecimientos.

Foro pide romper el contrato y apunta a José María Pérez

“La permuta debe ser la última opción”. El grupo municipal de Foro reclamó ayer que Itvasa rompa el contrato firmado con la Cooperativa de Agricultores de Gijón para instalar una estación de ITV en Granda, a la vista de que la parcela, por la que pagó 900.000 euros, no parece reunir las condiciones exigibles para una instalación de esas características. El edil Pelayo Barcia puso el foco sobre las dudas legales que le despierta una operación por la que unos terrenos que la Cooperativa adquirió hace pocos años en 480.000 euros se venden en 900.000 euros “en plena pandemia”. Tras llamar la atención sobre el hecho de que la escritura de compraventa esté firmada por José María Pérez en representación de la sociedad vendedora, los foristas tiraron de ironía para reclamar que se distinga como “empresario del año” al exportavoz municipal del PSOE. “No nos negamos a la permuta por parcelas municipales que plantea el gobierno municipal, pero antes deben agotarse todas las vías posibles”, sostuvo el portavoz de Foro, Jesús Martínez Salvador, para quien “lo importante es que esos 900.000 euros vuelvan a las arcas públicas”. Foro también criticó en la misma comparecencia que la reforma de la avenida del Molinón reduce en un 59 por ciento, según sus cálculos, los espacios peatonales.

Compartir el artículo

stats