DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medalla de plata

Las distinciones de Gijón: La FP del Mar, promotora del “oro azul”

El Centro se ha convertido en un faro de nuevas titulaciones que ponen en valor los empleos de la economía marítima

De pie, por la izquierda, Javier Sánchez, Manuel Carrasco, Ana Blanco, Carmen González e Indalecio Estrada. Sentadas, la profesora Noelia García con la alumna Marta Suárez, trabajando con un simulador de puente.

De pie, por la izquierda, Javier Sánchez, Manuel Carrasco, Ana Blanco, Carmen González e Indalecio Estrada. Sentadas, la profesora Noelia García con la alumna Marta Suárez, trabajando con un simulador de puente. Ángel González

En una ciudad que mira al Cantábrico, el Centro Integrado de Formación Profesional del Mar, flamante medalla de plata de Gijón, se ha erigido en un faro que apunta hacia una economía emergente, con muchas posibilidades de empleo y con un caladero casi infinito de alternativas. “Esperamos que esta distinción nos ayude a dar visibilidad a lo que hacemos en el centro, a que la gente sepa lo que hacemos aquí, primero como Centro Náutico Pesquero durante medio siglo y como espacio en el que se imparten múltiples especialidades desde que se transformó en centro integrado”, señalan el director, Indalecio Estrada; la jefa de estudios, Carmen González, y el secretario, Javier Sánchez. Ellos saben bien del esfuerzo de poner en marcha una maquinaria compleja, y más en este año de pandemia, en la que tienen cabida ciclos formativos de grado medio y de grado superior de la Familia Profesional Marítimo Pesquera, enseñanzas profesionales Náutico Pesqueras conducentes a la obtención de certificados profesionales y títulos para el sector pesquero y diversos cursos para la obtención de títulos y certificados de especialidad marítima. En resumen, más de un millar de alumnos, entre todas las disciplinas, que cada año consiguen “prácticamente el pleno empleo”.

Por la izquierda, de pie, Mikael Dizon, Rafael Bover, Pelayo González, Andrés Estrada y Roberto Miranda. Sentados, Jefferson Chaves y Victoriano González, alumnos todos ellos de Máquinas. | Ángel González

En ello ha tenido mucho que ver la actitud proactiva del centro, tal y como recuerda su director: “Hemos sido pioneros en ofrecer formación de estiba, para las cofradías pesqueras, personal para megayates, y fuimos los primeros que dimos un curso específico para grandes cruceros”, enumera.

Fruto de todo ello es una gran infraestructura que “no siempre es bien conocida” y que aspira, como apunta Estrada, a establecer alianzas con otros sectores estratégicos relacionados con el mundo marítimo: desde e el puerto de El Musel hasta la Escuela de Marina, el Centro de Formación Jovellanos, los astilleros, el Oceanográfico o el sector de la Náutica deportiva. ”Si apostamos por este mundo hay muchas posibilidades de empleo; el mar es un sector estratégico y lo es cada vez más. El 80 por ciento de las mercancías que se mueven en el mundo siguen haciéndolo por vía marítima, cada vez hay una mayor tecnificación y especialización, y eso significa que se están creando nuevas profesiones sin parar de cara al futuro”, concluye el equipo directivo, antes de poner en valor también “la apuesta por la sostenibilidad, que también será un gran motor generador de trabajo”.

Los alumnos, muchos de ellos haciendo prácticas en la empresa privada –de la que “siempre tenemos que ir de la mano”, recalca el director–, están encantados con la distinción, porque “debe significar que se hacen las cosas bien”, razonan. Han llegado al Centro Integrado de la FP del Mar “porque sabemos que hay trabajo”, reconocen estudiantes como Victoriano González o Rafael Bover, que, aunque están en primer curso de Máquinas, ya pueden presumir de estar haciendo uso de los simuladores más punteros, los que les permitirán acceder a puestos de trabajo bien remunerados en cuanto salgan de las aulas.

“Es un gran espaldarazo a lo que aquí se hace”, recalcan los profesores. Y una invitación a que “sigamos mirando al mar y la economía sea cada vez más azul”.

Compartir el artículo

stats