DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gijón inicia la compra de La Formigosa con un primer depósito de 2,1 millones

La Tesorería de la Seguridad Social tasa en 8,5 millones de euros la parcela, fundamental para la ampliación del Parque Científico Tecnológico

La finca La Formigosa, con la torre de la Universidad Laboral al fondo.

La finca La Formigosa, con la torre de la Universidad Laboral al fondo. Marcos León

Movimiento decisivo para la ampliación del Parque Científico y Tecnológico de Gijón. Tras meses de negociaciones con la Tesorería General de la Seguridad Social, el Ayuntamiento pone en marcha ahora los trámites para adquirir la finca La Formigosa, integrada en el ámbito de expansión de la Milla del Conocimiento “Margarita Salas” a través de la Pecuaria. El primer paso de la operación consiste en el depósito por parte de la administración municipal de un total de 2.140.952,50 euros, correspondientes al 25 por ciento del precio de tasación de la parcela, que ha sido fijado finalmente en 8.563.810 euros. Se trata, en ambos casos, de cantidades a las que no se les ha aplicado el IVA, ya que aún se está analizando si el Consistorio tendría que devengarlo o no.

Una vez realizado este depósito, para el que se ha establecido un plazo máximo de quince días, la Tesorería General de la Seguridad tendrá vía libre para iniciar el expediente de compraventa. Será a partir de entonces cuando ambas partes podrán iniciar la negociación sobre la temporalidad del pago. Es decir, sobre su fraccionamiento y duración.

Marina Pineda, portavoz del equipo de gobierno que preside la socialista Ana González, inició ayer mismo una ronda de contactos con los distintos partidos de la oposición municipal de cara a negociar la modificación presupuestaria necesaria para abonar el depósito por La Formigosa. La operación tendrá que ser autorizada por el Pleno, pero se adelantará para no agotar el plazo.

La Formigosa se extiende sobre todo el primer tramo de la avenida de la Pecuaria, hasta la rotonda central. Su adquisición es el único escollo pendiente para la ampliación del Parque Científico Tecnológico en cuanto a terrenos, ya que el resto son de titularidad municipal o propiedad del Principado.

Los contactos entre el Ayuntamiento y la Seguridad Social ya se iniciaron con el anterior equipo de gobierno, liderado por la forista Carmen Moriyón. Entonces, no se llegó a un acuerdo económico. Las últimas peticiones de la Tesorería se situaban entre los nueve y los diez millones de euros, pero en base a un informe de tasación de la finca realizado sobre el anterior Plan Generación de Ordenación (PGO), que permitía usos residenciales en ese ámbito.

El nuevo PGO define los nuevos usos a parque empresarial, lo que supuso un cambio sustancial de cara a la capacidad de la Tesorería para vender la propiedad a otro interesado que no sea el Ayuntamiento de Gijón.

El proyecto de ampliación del Parque Científico y Tecnológico, una obra clave en el futuro de la Milla del Conocimiento “Margarita Salas”, está sometida en estos momentos al trámite de autorización ambiental por parte del gobierno regional. La iniciativa se articula en torno a un gran parque central, un jardín histórico sobre los vestigios de la Pecuaria de Somió y varios bloques de edificios empresariales, en cuyos bajos se permitiría la instalación de restaurantes y locales comerciales.

Redactado por el estudio Rueda y Vega Arquitectos, la iniciativa ordena los 218.000 metros cuadrados de superficie sobre los que se plantea la ampliación del Parque Científico a base de sendas peatonales y equipamientos públicos. Además, prevé que el espacio disponga de un hotel y espera captar la atención de empresas de restauración, gimnasios y salas de cine.

Por lo que respecta a los accesos, parten de la rotonda central de la avenida de la Pecuaria. En ese punto se instalará un desvío perpendicular hacia el norte, atravesando la finca de la ampliación y partiéndola a la mitad. Este acceso, con dos rotondas a los extremos, se uniría hacia el oeste con una tercera glorieta, creando una especie de anillo que permitirá bordear lo que los técnicos denominan el “ágora”, un gran parque recogido en el proyecto.

En todo caso, el Parque Científico y Tecnológico de Gijón no solo crecerá en la Pecuaria, incluyendo la finca La Formigosa que el Ayuntamiento espera adquirir en breve, sino que también lo hará hacia adentro, hasta prácticamente agotar el escaso suelo disponible. El Consistorio tiene previsto lanzar este mismo año la licitación del proyecto para levantar un nuevo vivero de empresas de titularidad municipal en dos de las cuatro parcelas que están sin ocupar, siempre que no cuaje previamente alguna oferta privada para la adquisición de unos solares que cuentan con 1.050 y 2.150 metros cuadrados, respectivamente. Están ubicadas frente al vivero de empresas del edificio Asturias.

Compartir el artículo

stats