Gijón pedirá fondos de la UE para territorios afectados por la descarbonización

“Tener proyecto de ciudad ayuda a obtener dinero”, indica el eurodiputado Jonás Fernández

Por la izquierda, Ana González, Jonás Fernández y Patricia García, al inicio de la reunión.

Por la izquierda, Ana González, Jonás Fernández y Patricia García, al inicio de la reunión. / Marcos León

José A. Ordóñez

José A. Ordóñez

El gobierno local pedirá al Principado que, dentro de la propuesta general que remita a Bruselas para obtener fondos del nuevo plan de ayuda a territorios afectados por la descarbonización de la Unión Europea (UE), se incluyan proyectos específicos para el municipio. El anunció lo realizó ayer la alcaldesa, Ana González, tras mantener una reunión de trabajo en el Ayuntamiento con el eurodiputado socialista asturiano Jonás Fernández, en la que también participó la directora general de Innovación, Patricia García Zapico. El encuentro sirvió para analizar los programas que tiene en marcha la UE y su encaje en los proyectos que impulsa el Ayuntamiento.

Según Jonás Fernández, “el hecho de que Gijón tenga un proyecto de ciudad bien definido” resulta “una ventaja” para captar financiación comunitaria. Es más, se mostró convencido de que “muchos proyectos” tendrán encaje en los programas europeos, entre los que citó, además de los ordinarios, los relacionados con la recuperación de la pandemia y, como novedad, los de transición justa hacia la descarbonización.

Aunque el gobierno municipal aún no ha decidido qué proyectos pretende financiar con esos fondos de transición justa, a la espera de reunirse con el Principado para entrar en la propuesta autonómica a Bruselas, el propio reglamento del programa deja la puerta abierta a actuaciones de infraestructuras y movilidad como el plan de vías de la ciudad. En total, el plan de la UE pretende movilizar entre 65.000 y 75.000 millones de euros durante el período 2021-2027 en las regiones que se ven más afectadas por la transición hacia una economía verde, entre ellas las mineras.

La intención inicial del Ayuntamiento y de Gijón al Norte, la sociedad que se encarga de gestionar la integración ferroviaria de la ciudad, era financiar la actuación con un préstamo del Banco Europeo de Inversiones (BEI). Sin embargo, la entidad no mostró disposición a participar en el proyecto tal y como está planteado en el convenio que sigue en vigor y que coloca la futura estación intermodal en una parcela de las inmediaciones del Museo del Ferrocarril. La opción del BEI sigue sobre la mesa de cara al nuevo convenio, en el que, salvo sorpresa, ya figurará el emplazamiento de la terminal en Moreda, aunque sin descartar otras fórmulas de financiación como las que ofrezca la banca tradicional. La posibilidad de acceder a fondos comunitarios del plan de recuperación y resiliencia, que también ha sido barajada, se complica por cuestión de plazos.