DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El test del concejal | Respuestas a medio mandato
Marina Pineda Concejala de Hacienda y portavoz del PSOE

Marina Pineda (PSOE): "El debate tramposo de la centralidad de la estación nació de los intereses del partido de Álvarez-Cascos"

MARQUÉS DE SAN ESTEBAN. Marina Pineda se fotografía en los soportales de la calle Marqués de San Esteban, donde nació y creció, “y que Foro dejó en un estado lamentable tras dilapidar en obras un millón de euros”.

MARQUÉS DE SAN ESTEBAN. Marina Pineda se fotografía en los soportales de la calle Marqués de San Esteban, donde nació y creció, “y que Foro dejó en un estado lamentable tras dilapidar en obras un millón de euros”. Ángel González

LA NUEVA ESPAÑA ofrece este "Test del concejal", once preguntas realizadas a todos los ediles de la Corporación en mitad del mandato municipal. Las entregas, por orden alfabético del primer apellido, se publicarán a diario hasta el 15 de junio, justo cuando se cumplen esos dos años.

La abogada Marina Pineda es la portavoz municipal del PSOE y también del gobierno local. Experta laboralista, ha trabajado para el sindicato UGT y fue diputada en la Junta General. Es concejala desde 2015.

1. ¿Qué ha sido lo mejor y lo peor del gobierno local en estos dos años?

Lo mejor, afrontar los problemas y adoptar decisiones cuando fue preciso. El mejor ejemplo es la gestión de la pandemia, que nos obligó a decidir en tiempo récord sobre cuestiones de gran trascendencia en todos los ámbitos: desde el establecimiento de medidas de apoyo a personas vulnerables hasta la negociación de un acuerdo de concertación adaptado a la situación. Lo peor, tal vez, no haber sabido explicar a todos algunas de nuestras decisiones.

2. ¿Qué ha hecho bien y qué ha hecho mal su grupo?

Nuestro grupo ha trabajado de forma cohesionada, con mucho trabajo conjunto entre las áreas con competencias o proyectos interrelacionados, intentando evitar los compartimientos estanco y, aunque a veces esto se visualice mal, con análisis y planificación. Por supuesto que hemos cometido errores, pero lo positivo pesa más.

3. ¿Cómo calificaría el papel de la oposición en su conjunto?

Hay diferencias entre los distintos grupos, pero en general, diría que la oposición no tiene claro cuál es el papel del Pleno, al que le corresponde fiscalizar y orientar políticamente la labor del gobierno municipal, no gobernar, y está más preocupada por socavar al gobierno local que por realizar propuestas que realmente mejoren la vida de las personas. Es muy fácil subirse a todos los trenes y proponer lo que se sabe imposible. Creo que la oposición debería proponer desde la responsabilidad, no solo desde el populismo.

4. A nivel personal, ¿qué considera que ha aportado a la política municipal?

Una larga experiencia profesional que me ha hecho ser muy consciente de las necesidades y los problemas de la ciudadanía. Capacidad de diálogo, sentido de la responsabilidad y mucho trabajo.

5. La pandemia ha marcado casi todo el mandato. ¿Qué le ha gustado y qué ha echado en falta en la gestión municipal?

Lo mejor, la implicación del personal municipal y de los grupos políticos. En muy pocos días tuvimos que cerrar las instalaciones municipales manteniendo los niveles de servicio y si fuimos capaces fue por la colaboración incondicional del personal municipal y el apoyo de todos los grupos, a quienes íbamos informando día a día, a veces mediante mensajes de móvil. Lo peor, que una vez superada la primera fase de la pandemia algunos quieran obtener con ella rédito político.

6. De todas las actuaciones en política de movilidad, uno de los temas estrella del mandato, ¿cuál considera la más acertada y cuál la más equivocada?

Es evidente que asistimos a un cambio de paradigma en materia de movilidad y que esto supondrá una gran transformación de nuestras ciudades: las hará más amables, limpias, habitables, poniendo a las personas en el centro de las decisiones. Para ello es necesario tomar medidas que no siempre son bien recibidas. La mayor parte se enmarcan en este cambio global y que en nuestro caso deberá plasmarse en el plan de movilidad, en elaboración. La pandemia precipitó algunas medidas. Deben valorarse en relación al tiempo que vivimos.

7. Plan de vías. ¿Qué gana Gijón con el cambio de la estación a Moreda?

La posibilidad de tener plan de vías. Durante ocho años, el gobierno de Foro paralizó todas las actuaciones con la excusa de la centralidad de la estación, un debate tramposo que surgió de los intereses de un partido, el de Álvarez–Cascos. Gijón no gana ni pierde por tener la intermodal 280 metros más cerca o más lejos porque la centralidad está garantizada con el metrotrén. Con esto claro, debemos buscar el proyecto más viable. Sabemos que en Moreda el proyecto es posible y viable, pero no tenemos ninguna garantía con el Museo del Ferrocarril. Prueba de ello es que Foro y el PP encargaron en 2018 el estudio contemplando ambas ubicaciones. ¿Hubieran hecho esto de tener claro que el Museo era posible?

8. ¿Debe cambiar la estructura interna del Ayuntamiento para ganar en eficiencia? ¿Cómo?

Sin duda. Aunque ya hemos hecho cambios importantes, la estructura municipal mantiene en lo esencial el diseño de los años 90. Es necesaria una transformación profunda que debe partir del análisis de todos los procesos y procedimientos, teniendo como eje la mejora de la calidad de los servicios y los nuevos requerimientos y necesidades e incorporando la digitalización. En eso estamos trabajando.

9. ¿Hacia dónde deben ir los fondos europeos? Cite algún ejemplo.

Hacia proyectos que tengan capacidad transformadora, que mejoren la calidad de vida de las personas y que sean elementos tractores de la actividad económica y el empleo. Un ejemplo son los proyectos que tienen que ver con la generación de energías limpias.

10. ¿Cómo debe ser la relación entre el Ayuntamiento y la sociedad civil? ¿Le gusta el actual modelo de participación?

Gijón cuenta con un modelo de participación que fue pionero y que ha contribuido a generar un importante tejido asociativo. Los consejos de distrito tienen un importante papel como órgano consultivo. Lo mismo sucede con los consejos sectoriales o el Consejo Social. Pero es cierto que actualmente la sociedad demanda una mayor participación directa y en eso debemos trabajar. El mandato pasado vimos un modelo fracasado, el de presupuestos participativos que Foro puso en marcha y que se saldó con decisiones de inversión que tan solo tuvieron el respaldo de 30 o 40 votos. Eso no puede volver a pasar y por eso buscaremos un modelo que parta de una reflexión profunda y participada con la ciudadanía.

11. Pensemos a largo plazo. ¿Cómo le gustaría ver Gijón en 2031?

Puestos a soñar, soñaría con un Gijón que sea motor económico de Asturias, líder en industria y en nuevas tecnologías, inclusivo, que no deje a nadie atrás, limpio, pensado para vivir, con grandes espacios verdes y corredores peatonales. Un Gijón que sea referente cultural y deportivo. Para eso seguiremos trabajando.

Compartir el artículo

stats