DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Enfermería tiene cantera digital: estos son los novedosos proyectos de los alumnos basados en la tecnología

Alumnos de primer curso de la especialidad presentan proyectos tecnológicos para acercar la información al paciente

Alumnos y profesores, ayer, antes de presentar sus trabajos en el Hospital de Cabueñes. | Juan Plaza

Alumnos y profesores, ayer, antes de presentar sus trabajos en el Hospital de Cabueñes. | Juan Plaza

Un telediario para informar de la importancia de donar sangre, un proyecto para detectar alteraciones analíticas, el diseño de una página web para ayudar a los pacientes anticoagulados, un vídeo para explicar de forma interactiva cómo hacer un electrocardiograma, una extensiva explicación sobre la espirometría y hasta una película en la que se explica de forma didáctica a los ciudadanos en general que hacerse una analítica de sangre una vez al año puede salvar vidas. Son algunos de los 21 proyectos realizados a lo largo de este curso por 57 alumnos de la asignatura de Fisiología en Primero de Enfermería, una tarea que ayer presentó sus frutos en una exposición conjunta en el salón de actos del Hospital de Cabueñes y que demuestra que la cantera de la profesión viene con ganas.

Se trataba de “acercar y actualizar los conocimientos con las nuevas tecnologías”, como explican la hematóloga Esther González, coordinadora del proyecto, y el reumatólogo Jesús Babio, que junto con los doctores Arturo Rubio, Francisco Javier Cepeda, Eva Fonseca, Carmen Fernández y Verónica Robles han sacado adelante el único proyecto de innovación docente concedido a la Facultad de Enfermería de Gijón, capitaneada por Fernando Alonso. “Queríamos que el proyecto sirviera para favorecer un mejor conocimiento y divulgación de las técnicas y procedimientos que abordamos en Fisiología, y así promover la capacitación de los futuros enfermeros en la educación sanitaria con el uso de la nuevas tecnologías, además de darles conocimientos para desenvolverse en la resolución de problemas”, explica Esther González. De ahí que los estudiantes no hayan dudado en ponerse manos a la obra para crear todo tipo de materiales audiovisuales para una mejor información a los pacientes.

Hubo quien, como en el caso de Lucas Suárez, Cristina Osorio, Oihana Uriarte, Jimena Uría, Adriana Obón, Marina Suárez y Paula Valdés, no dudó en rodar un corto con tres escenarios y casos diferentes. “Queríamos explicar a la gente que hay que hacer análisis periódicos de sangre, y pensamos que una pequeña película sería original”, explican. Han hecho de actores, doctores y pacientes, y han cumplido su objetivo. “Hacer que la gente tenga más conocimiento sanitario y que sea consciente de que chequear la salud una vez al año es la clave para atajar muchas dolencias que a lo mejor ni te enteras que tienes”, indican. Una experiencia que, desde la irrupción de la pandemia, está cada vez más presente en los centros sanitarios, que ven cómo los ciudadanos han descuidado en mayor o menor medida revisiones que en años anteriores eran rutinarias. “Es muy importante que la gente lo tenga en cuenta”, sostienen los alumnos.

En el caso de Luis Miguel Rodríguez, decidió “hacer un vídeo explicando cómo se hacen los electrocardiogramas”. “Me gusta que las cosas queden bien claras desde la base, y por eso creo que el material audiovisual es una buena herramienta”, explicaba, por su parte, en la presentación. La sensación entre los profesores es “una gran satisfacción, porque el curso se presentaba complicado y hemos logrado sacarlo adelante”. Con grandes resultados de cara a un futuro sanitario que cada vez será más digital.

Compartir el artículo

stats