DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Calzada atraerá inversiones al ser zona de bajas emisiones, indica el gobierno local

Martín defiende esa vía para lograr recursos para hacer áreas verdes y aparcamientos públicos | La oposición exige participación ciudadana

Paso de peatones en Cuatro Caminos, con coches al fondo.

Paso de peatones en Cuatro Caminos, con coches al fondo. Pablo Solares

Aurelio Martín, edil de Movilidad, confesó ayer en comisión que el acelerón del gobierno para convertir La Calzada en una zona de bajas emisiones (ZBE) se justifica con el interés de Gijón por optar a una convocatoria de fondos europeos para este tipo de proyectos, que hay que formalizar entre el 1 de julio y el 11 de agosto ante el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Por ello, las prisas. PP, Foro, Podemos y Ciudadanos habían planteado preguntas en comisión sobre un proyecto adelantado hace unos días por LA NUEVA ESPAÑA.

Lograr esos fondos sería la forma de implementar esa primera ZBE de Gijón –tipología de zona regulada en la recién aprobada ordenanza de movilidad y obligada por la ley de Cambio Climático– pero también, y a eso le dio especial importancia el edil de IU, una “oportunidad” para conseguir inversiones para La Calzada. Fondos para zonas verdes, mejoras del transporte público y el desarrollo de aparcamientos públicos. Precisamente la falta de aparcamientos es una de las grandes carencias del barrio y uno de los retos de la concejalía de Movilidad, a la que dio especial importante el concejal en sus explicaciones.

La elección de La Calzada tiene que ver con los problemas de contaminación que sufre la zona Oeste y que han generado un plan de acción específico de mejora de calidad del aire. Una zona de bajas emisiones permite tomar medidas de restricción del tráfico en caso de problemas de polución.

En sus respuestas Martín explicó que aún no están concretadas ni las calles ni las acciones a acometer pero sí dejó claro que la decisión la tomará el Pleno, que se contará con apoyo externo a través de una asistencia técnica y que habrá un proceso participativo. A partir de esta semana comenzarán las reuniones con asociaciones implicadas y se contactará con el Foro de Movilidad y el Consejo Sectorial de Medio Ambiente. Otra cosa es como concretar la participación individualizada y la fórmula de acuerdos políticos. Precisamente la participación es lo que preocupa a Pelayo Barcia, edil de Foro, que considera que “todos los gijoneses o al menos los vecinos de La Calzada que estén preocupados por este asunto deben poder decidir si quieren la ZBE que propone el gobierno o no”.

Ángeles Fernández-Ahúja, del PP, centró su interés en el tránsito de camiones al Puerto en cuanto la avenida Príncipe de Asturias no es una vía municipal y la alternativa del vial de Jove está en marcha pero no será realidad a corto plazo. Martín comentó que lo hablado con el Puerto es que por Cuatro Caminos solo pasen camiones con contenedores: las cargas más limpias. Para José Carlos Fernández Sarasola, de Ciudadanos, el “único pero viene por la dependencia del proyecto de los fondos europeos, lo que crea una enorme incertidumbre sobre su futuro real”.

Compartir el artículo

stats