DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Satisfacción por la reapertura de Doctor Fleming: “Es un alivio tras tanto cierre”

Conductores y peatones esperan que el doble sentido del paseo sirva para descongestionar la avenida de Castilla y Torcuato Fernández-Miranda

Un operario, ayer, retirando el cartel que informaba del corte de la calle.

Un operario, ayer, retirando el cartel que informaba del corte de la calle. Marcos León

“Con todo lo que han cerrado últimamente junto al estadio y en el Muro, esto supone un alivio”. La frase de Gonzalo Rodríguez, vecino de la zona, resume la opinión generalizada de quienes ayer transitaron en vehículo o a pie por el paseo del doctor Fleming, reabierto ayer poco después del mediodía una vez concluidas las obras para lograr que la circulación por esta artería de las inmediaciones de El Molinón pase a ser de doble dirección desde el entronque de la ería del Piles hasta el Puente Inglés. En ese punto, y para seguir hacia La Guía, los coches están obligados a cruzar el puente y continuar por la calle Enrique Castro Quini, dado que entre el Palacio de los Deportes y la glorieta los dos carriles de doctor Fleming siguen siendo en exclusiva para circular en dirección hacia la playa.

El paseo, tras su reapertura. Marcos León

La novedad más importante desde el punto de vista de la movilidad urbana de la actuación en Doctor Fleming es que desde ayer se permite la incorporación de vehículos al paseo desde el puente de la desembocadura de Piles, abriendo así una nueva alternativa para salir desde el centro de la ciudad hacia la ronda de la Autovía del Cantábrico (A-8). El transportista Javier del Valle, que se mueve habitualmente por la zona, valora de forma “positiva” la nueva ordenación del tráfico. “Lo veo bien. Desde luego, es mucho más cómodo que se pueda circular en las dos direcciones”, señaló antes de descargar mercancía junto a los hoteles de la desembocadura del Piles, donde con esta actuación se ha perdido una línea de aparcamientos.

José María Yepes, que aprovechó la reapertura del paseo para caminar por él a buen ritmo y ya sin las interrupciones por las obras, también se declaraba satisfecho por una iniciativa que, a su juicio, “va a repercutir para bien en el tráfico de la avenida de Castilla, de Torcuato Fernández-Miranda y de Ezcurdia. “Desde ese punto de vista, me parece que se sale ganando”, indicó Yepes en una línea muy similar a la versión que ofrece sobre la actuación Severino Fernández. Para este gijonés, que suele pasar en coche por la zona de manera habitual, “todo lo que sea mejorar la fluidez del tráfico es positivo, aunque dudo de que el resultado final de todo lo que se está haciendo en el Muro y en El Molinón vaya a mejorar lo que había”. Y es que si la valoración general sobre el doble sentido de la circulación en Doctor Fleming es positiva, el plan general de pacificación del tráfico en todo el entorno del estadio despierta recelos. “El problema está en lo que hicieron en el Muro y en la avenida del Molinón”, subraya Gonzalo Rodríguez, en consonancia con el notable movimiento vecinal y político contrario al modelo de movilidad que está poniendo en marcha el gobierno municipal en la ciudad. No obstante, también había ayer quien defendía la nueva ordenación de la zona. El transportista Javier del Valle está “de acuerdo con lo que se está haciendo, pese a que a nosotros nos puede perjudicar”.

Gonzalo Rodríguez, en el paseo del doctor Fleming. Marcos León

Quienes, como ayer Victorina Anita, escogen el entorno del estadio municipal para pasear también valoran de manera positiva las peatonalizaciones. “Había dejado de pasear por aquí y he vuelto una vez que han reabierto la calle”, afirmó esta vecina, acompañada de varios familiares.

Doctor Fleming quedó cerrada al tráfico en marzo, debido a las obras de construcción del pozo de tormentas bajo el parque de los Hermanos Castro. El gobierno local decidió aprovechar la ocasión para ejecutar la mejora que tenía prevista para el paseo. El estudio de pacificación y movilidad sostenible de El Molinón reconvertía a Doctor Fleming en un paseo de tipo bulevar, incluyendo la ampliación de las aceras y la creación nuevas zonas verdes arboladas. La actuación inaugurada a mediodía de ayer es más modesta, ya que se ha limitado a habilitar el doble sentido hasta el Puente Inglés y a modificar la glorieta para permitir el acceso. Sin embargo, aunque ya para el largo plazo, el gobierno que preside Ana González mantiene su objetivo de ejecutar un bulevar.

Mientras la actuación en Doctor Fleming ya está lista, las obras de peatonalización de la avenida del Molinón avanzan a buen ritmo y la previsión es que culminen a finales de este mes, aunque todavía no hay una fecha concreta para la inauguración. La calle con dos carriles para coches y líneas de aparcamiento dará paso a una gran zona verde con un paseo peatonal incorporado al parque de Isabel la Católica.

Compartir el artículo

stats