Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado ofrece ayuda a Modultec para que realice inversiones y eluda el cierre

La Alcaldesa se compromete a mediar y pide un “esfuerzo” a la firma para salvar los 42 empleos

La protesta de los trabajadores a las puertas de la Junta General.

La protesta de los trabajadores a las puertas de la Junta General.

El Gobierno regional ofrece a los rectores de Modultec “líneas de apoyo” para que puedan ejecutar las inversiones que tenían previstas en las instalaciones de Porceyo, con el objetivo de mantener la actividad y salvar los 42 puestos de trabajo que están en riesgo por el proceso de extinción que ha iniciado en el juzgado esta filial de la ingeniería Imasa. El anuncio fue realizado ayer en la Junta General por el consejero de Industria, Enrique Fernández, en respuesta a una interpelación urgente presentada en comisión por el portavoz de Podemos, Daniel Ripa. Fernández reconoció que la situación es “difícil y compleja”, pero desveló que desde su departamento ya se está en contacto con los rectores de la compañía a fin de evitar el cierre. “Les pedimos que nos ayuden a ayudarles”, añadió el titular de Industria, que abogó por la discreción para llevar a buen puerto la negociación.

Por la izquierda, Ana González, con Pablo López y Juan José Iglesias, del comité de empresa, durante la reunión en el Ayuntamiento. | Ulises Arce

Al mismo tiempo que se celebraba la comisión de Industria, con varios trabajadores de Modultec concentrados a las puertas de la Junta, la alcaldesa de Gijón, Ana González, mantenía un encuentro en el Ayuntamiento con miembros del comité de empresa de la firma, que reclamaron su mediación para evitar el cierre. Tras el encuentro, al que también asistió la concejala de Hacienda, Marina Pineda, la Regidora confirmó su decisión de implicarse en la búsqueda de una solución que permita “conservar los 42 empleos, porque no podemos perder ni uno”. Así, avanzó que va a solicitar una entrevista con los responsables de la Consejería de Industria, que, según indicó, “ya está implicada, pero debe hacerlo más”. Por otro lado, González prevé reunirse con el grupo al que pertenece Modultec para pedir un “esfuerzo” y que le “aporte clientela”.

El comité asegura que la filial de Imasa tiene listos para firmar tres contratos “potentes” que proporcionarían carga de trabajo suficiente para evitar la liquidación de la firma. “Modultec es viable y vamos a luchar hasta el final”, subrayó Pablo López (CC OO) antes de ver a la Alcaldesa. La firma implantó un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) justificado en la pandemia que expiro el pasado 31 de mayo. A partir de ahí, según explicó ayer Pablo López, la representación sindical pidió una reunión con el administrador, que acababa de ser nombrado, para conocer cuáles eran sus planes: “Nos trasladó su intención de plantear un segundo ERTE, algo que la plantilla rechazó”. La siguiente noticia que tuvieron los trabajadores fue un comunicado de la dirección en el que se daba cuenta del inicio de los trámites de liquidación de la empresa.

Compartir el artículo

stats