Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento aprueba el protocolo de alertas por contaminación en el oeste de Gijón

Tendrá en cuenta los niveles de cinco contaminantes en las estaciones de El Lauredal y de la Avenida de la Argentina

La furgoneta de la unidad móvil del Ayuntamiento en El Lauredal, cerca de la que se va a emplazar la estación fija de control de la contaminación del Principado.

La furgoneta de la unidad móvil del Ayuntamiento en El Lauredal, cerca de la que se va a emplazar la estación fija de control de la contaminación del Principado.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Gijón aprobó esta mañana inicialmente el Protocolo de Actuación en Episodios de Contaminación de la Zona Oeste de Gijón, al que se podrán presentar alegaciones durante un mes tras su publicación en el BOPA. El protocolo es complementario al que ya tiene el Principado para el conjunto de Asturias.

Entre las características más destacadas del protocolo municipal específico para la zona oeste de Gijón está que tendrá en cuenta para su activación los niveles de cinco contaminantes y no sólo las partículas inferiores a 10 micras (PM 10) como ocurre con el del Principado; que se activará en función de las mediciones de la futura estación de control de El Lauredal y de la de la Avenida de la Argentina y que contempla medidas de información, de actuación sobre el tráfico rodado y sobre la actividad industrial y portuaria, en función de cada uno de los tres niveles de alerta que se establecen en el documento.

El concejal de medio ambiente del Ayuntamiento de Gijón, Aurelio Martín, puntualizó durante la presentación del protocolo que “la calidad del aire en Gijón en los últimos años en Gijón ha mejorado, pero tenemos un problema muy concreto en una zona determinada donde no conseguimos que esa mejora que se da en el conjunto de la ciudad se de en la zona oeste de la ciudad y, más en concreto, El Lauredal-Jove”. Incidir en la solución de ese problema es lo que motiva la aprobación de este protocolo municipal, complementario al general del Principado. La elaboración del documento es una de las medidas acordadas con el gobierno regional dentro del plan de actuación a corto plazo para mejorar la calidad del aire en el oeste de Gijón.

El protocolo se activará si se sobrepasa durante al menos tres días consecutivos alguno de los límites establecidos para las PM 10, PM 2,5, dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno u ozono. En función del nivel de superación de los límites se adoptarán medidas de información a la población o también restricciones, tras tres días seguidos de superación en al menos una de las dos estaciones citadas. En el caso de que las superaciones se prolonguen durante al menos cinco días consecutivos se activará el nivel de alerta más elevado, incrementando las restricciones del tráfico rodado y sobre la actividad industrial.

Aurelio Martín señaló que uno de los aspectos cuya mejora “preocupa especialmente” al gobierno local es el de la mejora de la información a la ciudadanía, algo que ya se debe producir con el nivel de alerta cero. En este sentido hizo autocrítica para apuntar que quieren mejorar esta comunicación, actuando de manera “proactiva”.

En cuanto al tráfico rodado, en las carreteras de la red estatal y autonómica se establecen limitaciones de velocidad en función del nivel de alerta. Además se prohibirá la circulación de vehículos pesados en la Avenida del Príncipe de Asturias. El edil también resaltó que en lo que respecta al tráfico no sólo habrá medidas de restricción a partir del nivel 1 de alerta, si no que también en el nivel 2 será gratuito el billete de autobús en los trayectos de EMTUSA con origen o destino en el oeste de Gijón.

En cuanto a las industrias y la actividad granelera en El Musel, las empresas sujetas a autorización ambiental integrada o que figuren como actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera, tendrán un mes desde la aprobación definitiva del protocolo para informar sobre las medidas que piensan adoptar para mitigar sus emisiones, indicó el edil.

El protocolo municipal establece algunas medidas de control para las industrias, como el que extremen las precauciones en sus actividades durante las situaciones de alerta, si bien Aurelio Martín señaló que el protocolo autonómico ya contempla la posibilidad incluso de restringir la actividad industrial ante episodios de contaminación. El edil también recordó que el Principado va a modificar la autorización ambiental de ArcelorMittal para que la siderurgia adelante a finales de 2022 la implantación de un nuevo filtro en la chimenea secundaria del sinter B, al que la multinacional atribuye la mayor incidencia de sus instalaciones en la calidad del aire del oeste de Gijón.

Compartir el artículo

stats