Un gijonés de 49 años ha sido detenido por sustraer menaje de cocina, electrodomésticos, aparatos electrónicos para después venderlos en una chatarrería.

 La investigación, llevada a cabo por la Brigada de Policía Judicial, se inició con la denuncia del propietario de una casa de campo que ponía de manifiesto que su vivienda, sita en la zona oeste de la ciudad había sido violentada y le faltaban numerosos efectos del interior. Los agentes observaron que el autor había saltado la valla perimetral y había forzado la puerta de la vivienda para robar en su interior.

 Los trabajos policiales realizados para recuperar los efectos sustraídos permitieron averiguar que parte de ellos habían sido vendidos en una chatarrería de Tremañes por lo que fueron intervenidos. Los agentes de la Policía Nacional recuperaron llantas de vehículo, ollas y sartenes de acero inoxidable y algunas herramientas. Una vez realizada estas comprobaciones se pudo conocer la identidad de la persona que había realizado esta venta, un vecino de Gijón de 49 años con antecedentes policiales por robos.

 El investigado, que admitió los hechos y devolvió los efectos sustraídos que todavía estaban en su poder, fue detenido por agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Gijón en la tarde de ayer.