Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ecuador del mandato electoral Ana González Alcaldesa de Gijón

Ana González: “El Muro puede tener uno o dos carriles, es una decisión por tomar”

“La lógica dice que repetiré como candidata, el proyecto es de ocho años” | “La mayor mentira que se cuenta es que no creemos en la participación”

Ana González, en la plaza del Marqués, junto a la fuente de Pelayo. | Ángel González

Ana González, en la plaza del Marqués, junto a la fuente de Pelayo. | Ángel González

Ana González echa la vista atrás a mitad de mandato y, con el virus en retroceso, cree que lo peor ha pasado. También mira hacia adelante y ve lógico repetir como candidata del PSOE en 2023. Dice tener la ilusión intacta.       

–¿Se le han hecho muy largos estos dos años, pandemia mediante?

–Tengo dos sentimientos en cuanto al tiempo. En su globalidad, se me ha hecho muy corto. Cuando estás al frente y quieres hacer cosas, algunas con cierta complejidad administrativa, todo es poco. Por otra parte, se me ha hecho muy largo porque los 15 meses que llevamos de pandemia son demasiado.

–Es opinión compartida que el Ayuntamiento tardó muy poco en reaccionar ante el covid y mucho en tramitar las ayudas. ¿Cierto?

–Vamos por partes. Gijón repondió muy rápidamente en dos niveles: hacia la ciudadanía y hacia los trabajadores municipales. Se gestinó bien a todos los niveles. También es verdad que la oposición y los medios de comunicación tienen la sensación de que hemos tardado mucho en poner en marcha las ayudas. Pero si nos comparamos con otros ayuntamientos, somos uno de los primeros que sacó y dio ayudas. El pacto de concertación con la patronal y los sindicatos se consiguió en apenas dos meses, algo único. Paralelamente, fuimos tomando muchas decisiones que beneficiaban a los sectores más perjudicados: eliminación de tasas de basura, de agua, de terrazas... Los primeros cinco millones del pacto de concertación tardamos en pagarlos diez meses. Sinceramente, no es mucho.

En la oposición ha habido una lucha por el liderazgo y no la ha ganado nadie

decoration

–Pero han aprobado medidas para agilizar la burocracia, como la fiscalización previa limitada o el refuerzo de personal para licencias urbanísticas. ¿Funcionan?

–Necesitamos un cambio de procesos y procedimientos. En ello estamos. Pero está claro que tenemos un claro agujero negro en Intervención. En Urbanismo hemos bajado los tiempos, pero aún no estamos en lo que necesita una ciudad como Gijón. Tenemos margen de mejora y el plan de choque sigue. Además, hay que mejorar la pésima manera de trabajar que había en el Ayuntamiento cuando llegamos y avanzar en la digitalizacion. Y estamos intentando cambiar el lenguaje administrativo que usamos con los ciudadanos para que no sea críptico, para que nos entiendan. Muchas cosas no funcionan por ese lenguaje.

–Hablaba del pacto de concertación. ¿Están superadas las tensiones con sindicatos y patronal por el reparto de fondos?

–Hubo tiranteces, pero es lógico que las haya de vez en cuando. Somos entidades independientes y con funciones diferentes. Además, no pasaría nada porque algunas decisiones no se tomen de forma conjunta. Se pueden tomar medidas al margen de la concertación. No siempre es necesaria la unanimidad.

No pasaría nada si hay medidas de la concertación al margen de sindicatos y patronal

decoration

–¿Ya ha hablado con la nueva presidenta de FADE?

–Conozco a María Calvo. Tiene su empresa en Gijón. Creo que es una mujer dialogante, abierta. Y una empresaria con los pies en la tierra.

–¿Se arrepiente de no haber hecho presupuestos este año?

–Era materialmente imposible por las reglas de técnica presupuestaria.

–La oposición dice que sí se podía.

–La oposición habla por hablar. Ellos tienen todos los datos del Ayuntamiento y no presentaron ninguna alternativa. Que lo hubieran hecho. Siempre es mejor tener presupuesto que no tenerlo. Es absurdo no querer hacer un presupuesto porque eso complica la gestión. No sé si somos gente lista, pero no somos tontos.

Me gustaría que el “solarón” fuera un espacio mixto con mucha zona verde

decoration

–¿Escucha a menudo a la oposición?

–La oposición es muy importante porque debe controlar al gobierno y puede ser propositiva. Pero hay que proponer cosas factibles. No estoy disconforme con la oposición porque tampoco tengo derecho a estarlo. Es la oposición que hay y punto.

–¿Con qué grupo tiene más entendimiento?

–Tratamos a todos por igual. Ha habido una lucha por ver quién ocupaba el liderazgo de la oposición. Una lucha que había terminado, pero que parece que se está retomando.

–¿Quién la ganó?

–Creo que no la ganó nadie. Desde el gobierno podríamos haber priorizado a algún grupo como interlocutor, pero tratamos a todos por igual por una sencilla razón: todos son muy similares.

–¿No hay líder en la oposición?

–Hay partidos que ya no son lo que fueron, que están buscando lo que quieren ser y todavía tienen un dolor muy fuerte dentro. De vez en cuando, tienen conatos de liderazgo. También hay otros que han sufrido fuertes crisis a nivel nacional y están indagando sobre su propio futuro. Es normal.

Tenemos un agujero negro en la Intervención municipal que limita nuestras actuaciones

decoration

–¿Habla de Foro y de Ciudadanos?

–Hablo de la situación de algunos partidos.

–Para cambiar el convenio del plan de vías tendrá que pactar con algún grupo en el Pleno. ¿Lo tiene claro?

–Esta Corporación tiene una responsabilidad muy grande. Creo que la mayor parte de los concejales son personas responsables. Nosotros hemos contado la verdad desde el inicio. Hemos informado a la ciudadanía en los consejos de distrito. Negociaremos con todos los partidos para que se sumen.

–¿Es Ciudadanos la mejor opción para ese pacto?

–Hay más de una opción.

–El nuevo presidente del PP, Pablo González, le ha hecho guiños.

–Si ahora dijera un grupo o dos o tres... igual estropeo la operación. Lo que va a haber es un diálogo muy franco.

–¿Intentó el Ministerio de Transportes darle a Gijón gato por liebre con el plan de la intermodal en Sanz Crespo?

–Creo que no. La historia del plan de vías nunca se ha construido con el entusiasmo del Ministerio. Trataron de ahorrar, nunca lo ocultaron. No es nada malo, pero el objetivo no es ahorrar, es tener una buena estación. Pero no una que parezca la obra de un presidente de la República Francesa. Ese no es el objetivo. 

Tenemos muy difícil ganar la batalla de la ITV, ojalá el Principado hubiera hablado más

decoration

–¿Frenó usted el plan de Sanz Crespo en favor de hacer la estación en Moreda?

–Gijón frenó Sanz Crespo. No lo descartamos de mano porque antes queríamos estudiarlo. Lo que hizo el personal del Ayuntamiento fue analizarlo y hacer preguntas al Adif y al Ministerio en base a esos dibujos que enviaron. Tras mirarlo dijimos que no nos interesaba. Se ahorraba, pero no nos interesaba esa propuesta. En esto, vamos de la mano con el Principado. Hay enorme unidad.

–¿Cuándo entrarán las máquinas al “solarón”?

–¿Qué más quisiera que ser Alcaldesa y acabar con una estación en cuatro años? No va a ser. Pero hay que analizar las cosas. Se podía haber construido la estación en Moreda hace años, pero se puso la excusa de que Gijón al Norte estaba en quiebra, como si no fuera una sociedad instrumental a la que los socios tenemos que darle el dinero. Se decía que había que ir al Banco Europeo de Inversiones, sin más opciones. Se decían muchas cosas, pero lo que sabemos es que hay un estudio que fija que la opción de hacer la estación en Moreda es mejor que la del Museo del Ferrocarril.

–Hay quien le acusa de haber renunciado a decenas de millones para Gijón por rechazar la opción del Museo.

–Eso es mentira. ¿De dónde iba a venir ese dinero? Que demuestren que iba a venir y que digan de dónde. ¿Quién lo iba a dar?_Ese es el problema de algunas personas de la oposición: que sólo mienten. No existe declaración de impacto ambiental que permita construir en el Museo. Los estudios dicen que el Museo es peor que Moreda. Y más cara. Son todo mentiras y además, muy simples.

–Ha aceptado acabar con las torres en los terrenos del plan de vías. ¿Qué más cambios habrá sobre el desarrollo previsto?

–Tengo un modelo de ciudad, pero no una decisión a priori. El “solarón” se puede redifinir, pero sabiendo que hay que conseguir dinero. No será un pelotazo urbanístico, pero hay que sacar dinero. Me gustaría que fuera un espacio mixto, con mucha zona verde y con equipamientos públicos, como una escuela infantil.

Doy por hecho que habrá una Feria de Muestras con restricciones, pero se podrá hacer

decoration

–Vamos al Muro, otro caballo de batalla del mandato. ¿Cómo le gustaría que fuera?

–Cuantos menos coches tenga, mejor. Eso quiero y eso creo que quiere la ciudadanía. El “cascayu” está lleno de gente.

–¿Aceptará la propuesta que salga de la comisión ligada al Consejo Social para la reforma definitiva del paseo?

–Habrá que leer los papeles con profundidad. Estamos hablando de que el Muro tiene que ser un espacio para la ciudadanía, pero sabiendo que interactúa con el tráfico general.

–¿Aceptaría dos carriles de circulación en el Muro, en vez de uno, como ahora?

–Mis gustos no son los que mandan en la ciudad, como ocurría con la anterior Alcaldesa. Con mis gustos decoro mi casa, pero no cambio la ciudad. Hay un plan: una movilidad con menos coche privado. Y lo hay por salud. Y porque cuando vamos en coche no nos encontramos ni nos paramos en las tiendas. ¿Alguien querría ahora carriles en la calle Corrida o en el paseo de Begoña?

No sé quién relegó a Alberto Ferrao, solo sé que yo le pedí que siguiera como concejal

decoration

­–¿Pero aceptaría dos carriles?

–La decisión de si habrá uno o dos carriles en el Muro no está tomada.

–¿Cómo se imagina la otra fachada marítima, la de Fomento? En el concurso de ideas hay trece planes muy diversos, empezando por la financiación.

–En este caso, el enfoque es otro. Hablamos de recuperar el litoral y de que el actual asfalto se convierta en algo más agradable. Iremos poco a poco, con planes asequibles.

–¿En los terrenos de Naval Gijón se hará un parque tecnológico sí o sí, salvo sentencia judicial?

–Nada es imposible de remover._Además, en primer lugar, el Ayuntamiento tendrá que comprar los terrenos para hacer ese parque tecnológico ligado a la economía azul.

–La patronal hostelera Otea ha propuesto una zona de ocio y turismo. ¿Le gusta la idea?

–No estoy de acuerdo. Otra cosa es que crea que los parques tecnológicos deben ir a usos más mixtos que los que tiene el actual, como está previsto que ocurra en la ampliación de la Pecuaria. Pero diseñar solo zonas de ocio no es bueno para las ciudades. Gijón es la ciudad de la descentralización, entendiendo que todos nuestros barrios tienen vida. No sería positivo hacer una macrozona de ocio en un lugar.

–Otea también plantea colocar casetas hosteleras durante la Semana Grande. ¿Ya está cerrado?

–No está cerrado, pero se está trabajando en ello. Hemos propuesto que esas casetas sean gestionadas por establecimientos que no tengan terraza, para ayudarles. Voy a decirlo con franqueza:_las casetas también suponen un riesgo para los bares porque podrían restarles clientes. Creo que las casetas deben ponerse en momentos muy puntuales y no “casetizar” la hostelería de Gijón. Tenemos estupendos bares.

–¿Las habrá en Semana Grande?

–Sí, muy probablemente.

–¿Cómo han concebido la Noche de los Fuegos?

–Para la Noche de los Fuegos está concebido lo que dice el BOPA. Habíamos previsto lanzar fuegos desde cuatro o cinco puntos de la ciudad, pero lo descartamos al leer las restricciones porque podíamos superar el tope de personas concentradas. No queremos poner a nadie en riesgo. Siento decir que no habrá Fuegos.

–¿Ni siquiera una alternativa al espectáculo pirotécnico?

–Va a haber una propuesta virtual, pero no va a haber fuegos. Será el segundo y último año sin fuegos. El año que viene creo que habrá fuegos y casetas en la playa.

–Lo que sí habrá son toros. ¿Qué más?

–Habrá toros y habrá algunas actividades más. Lo que quiero destacar es el enorme esfuerzo del personal de Festejos. Su trabajo estos meses ha sido descomunal.

–¿Entonces, se repetirá el modelo de pequeños conciertos?

–Hay pocas posibilidades de innovación. Así que, se repetirá. Con algunas novedades por concretar.

–¿Da por segura la celebración de la Feria de Muestras?

–Doy por hecho que la habrá. Con restricciones, pero damos por hecho que la habrá. Creo que el Principado este año la permitirá.

La Alcaldesa, en la plaza Mayor. | Ángel González

–Menciona al Principado. ¿Están tocadas las relaciones tras los últimos choques? Laboral, ITV, mayores del San Agustín...

–Las relaciones son buenas, pero es verdad que hemos tenido choques. Y anuncio que tendremos más. Pero no porque sí sino porque el gobierno local del PSOE_e IU vino con un programa, con un proyecto. Y a eso nos debemos, por encima de otra cosa. ¿Alguien diría que la FSA_no es “sanchista”? No. Pero estamos radicalmente en contra del plan del lobo. Cada uno defiende sus planes, al margen de colores políticos.

–¿Hasta qué punto considera equivocado el rumbo de Laboral Centro de Arte?

–Laboral debería seguir siendo un lugar de vanguardia en la unión de arte y tecnología. Y debería abrirse más a gente joven. La Consejera (Berta Piñán) no tiene una situación económica buena. Está buscando fórmulas. Otra cosa es que no coincidamos en todas las fórmulas.

–¿Da por perdida la batalla de la ITV de Granda?

–Fácil no lo tenemos. Pero no me gusta mentir: no se pueden cambiar los informes técnicos. Me parece una frivolidad lo que están haciendo algunos miembros de la oposición. Lo que piensa el Ayuntamiento está claro: ojalá el Principado hubiera hablado más con nosotros de este tema cuando les ofrecimos las parcelas y ojalá accediera a alguna alternativa, como ampliar la actual ITV_de Tremañes. Pero el problema es que el PGO lo permite. Un PGO que apoyaron los partidos que ahora critican en un ejercicio de cinismo político. ¿No votó Ciudadanos ese PGO? ¿Qué nos piden, no cumplir la norma que ellos apoyaron?

–En abril, reestructuró el gobierno. ¿Primeras impresiones?

–Buenas. Loli Patón en Urbanismo se ha implicado muchísimo. Lo mismo que Carmen Saras en Cooperación al Desarrollo, que puede parecer un área pequeña, pero conlleva mucha relación con organizaciones. En Memoria Democrática, Salomé Díaz ha desbloqueado varios asuntos. Y el edil de Cultura, Manuel Ángel Vallina, se está implicando mucho, sobre todo, con los recursos: bibliotecas, museos...

–Esa reestructuración se produjo tras la dimisión de Alberto Ferrao. Algunos dicen que se fue porque se sintió relegado.

–Si se sintió relegado lo tendrá que saber él, yo no tengo ni idea. No sé quién lo relegó. El secretario general del PSOE_de Gijón y yo le pedimos que siguiera. Eso sí lo puedo decir.

–Sobre las primarias de su partido, previstas para principios de 2022. ¿Qué opina?

–Queda mucho tiempo. No por empezar a correr antes, llegas antes. Quizás te canses antes. Yo no voy a echar a correr. Cuando estás en lo institucional, no debes meterte en otros asuntos. No tendré un papel activo. Imagino que algún candidato me gustará más, pero es pronto.

–¿Ya ha decidido si optará a un segundo mandato?

–No lo he decidido porque la lógica dice que repetiré. Siempre he pensado en un período de ocho años. No más. Esa decisión no ha cambiado porque no me he puesto a pensar en ello. Pero sí, a este equipo le hace falta otro mandato.

–¿Pondrá alguna condición a su partido para repetir?

–Siempre es bueno revisar y ver qué hemos hecho bien y mal. Mi condición será que hagamos una buena revisión de todo lo hecho y qué hemos transmitido a la ciudadanía.

–¿Por qué sigue parado el plan de participación ciudadana?

–Decir que este gobierno no hace participación es la mayor mentira que se está contando a la población. Llevamos más de 300 reuniones con las asociaciones vecinales; y eso, con covid. ¿Alguien de verdad piensa que pudimos en estos meses abrir el melón de la participación? Hemos incluido el plan en la Agenda Urbana. Lo haremos hablando con colectivos de todos los tipos. Y_tiene que ser muy importante en la definición de este modelo la gente joven y la infancia.

–La concejala Dolores Patón afirmó hace dos días que Nuevo Roces es un barrio mal diseñado, algo inédito en el PSOE. ¿Hay un plan específico para la zona?

–Tenemos medidas concretas, no un plan especial. Siendo un barrio mal diseñado, como ha dicho la concejala, no quiero ni contar cómo está Pumarín u otros barrios, mucho peor diseñados porque responden a modelos urbanísticos de los 60 o los 70. Hay mucho que arreglar.

No pienso tener un papel activo en las primarias locales de mi partido

decoration

–¿El cierre del anillo navegable es irreversible?

–Eso dicen los informes que tenemos sobre la mesa. El anillo es una fuente de contaminación, pero tenemos que asegurar el piragüismo en el Piles. Si los hinchables que propone el Grupo son válidos, se pondrán en alguna zona. Hay que ver.

–¿Avanza Tabacalera?

–Sí, aunque más lento de lo que nos gustaría.

–¿Qué le pide a la segunda mitad de mandato? Fondos europeos y...

–Son una gran oportunidad. Estamos desarrollando los planes. Pido que no quede rastro de los efectos del covid, recuperación económica, regeneración y “verdificación” de la ciudad. Hay que construir un modelo más sostenible. Y dejar esos mimbres para continuar el próximo mandato. 

Compartir el artículo

stats