Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece Susana Noriega, responsable de conservación del Jardín Botánico de Gijón

La gijonesa trabajó durante varias décadas en el espacio verde | El velatorio se celebrará en la intimidad familiar

Susana Noriega

Susana Noriega

La responsable de conservación del Jardín Botánico Atlántico de Gijón, Susana Noriega Iglesias, falleció este martes a los 58 años tras varias décadas como trabajadora municipal, dejando un profundo pesar entre sus compañeros y demás empleados del complejo verde gijonés que compartieron labores durante los últimos años. “Fue una persona brillante académicamente, meticulosa y ordenada que reunía todas las cualidades imprescindibles para gestionar un espacio como el Botánico”, compartió Juan Carlos Martínez, responsable del área municipal de Parques y Jardines. 

Susana Noriega comenzó a trabajar como empleada municipal en el año 2000 para pasar luego a Parques y Jardines dos años más tarde hasta que, por oposición, accedió al cargo de responsable de mantenimiento del Jardín Botánico. Siempre estuvo preocupada por adquirir conocimientos, como demuestran las tres titulaciones universitarias que acumulaba. Por un lado, ingeniería técnico agrícola, en la especialidad de explotaciones agropecuarias por la Universidad de León. Además, se especializó el hortifruticultura y jardinería por la Universidad de Barcelona y en ingeniería agraria por la Universidad de León. 

La capacidad de trabajo y entrega de Susana Noriega es lo que perdura ahora en el recuerdo de todos sus compañeros. Ella era una de las caras visibles del Jardín Botánico cuando se presentaban actividades para todos los públicos, especialmente en aquellos relacionados con la horticultura y que atraían a muchos participantes. “Era una persona muy discreta en lo personal, pero muy eficiente en lo profesional”, valoró Juan Carlos Martínez. 

Durante sus más de dos décadas como trabajadora municipal destacó también como impulsora del “arco medioambiental”, uno de los proyectos estrella que todavía está vigente en el área de Parques y Jardines y que está enfocado a toda una serie de acciones que tienen que ver con la gestión del paisaje periurbano. 

Los restos mortales de Susana Noriega serán incinerados en el tanatorio de Gijón-Cabueñes en la intimidad familiar. Además, tal y como refleja la esquela, por expreso deseo de la finada, sus familiares ruegan que no se envíen flores, y quienes lo tuvieran pensado que realicen su donativo a la protectora Apasa o a la Cruz Roja.

Compartir el artículo

stats