Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Descartada la colocación de semáforos y radares en la carretera Piles-Infanzón

El PP lamenta la “falta de voluntad” para mejorar la seguridad en una vía en la que este año se han puesto 1.345 multas por alta velocidad

Carretera Piles-Infanzón.

Carretera Piles-Infanzón. Ángel González

El gobierno local no se plantea instalar los semáforos y radares que el Partido Popular (PP) propone para la carretera Piles–Infanzón con el objetivo de mejorar la seguridad vial e intensificar los controles de velocidad de los vehículos. La medida fue planteada ayer en la Comisión de Seguridad, Movilidad y Medio Ambiente por la concejala popular Ángeles Fernández-Ahúja, quien lamentó la “falta de voluntad política” del ejecutivo de Ana González para implantar una regulación que considera “muy necesaria”. Según la información que recibió la edil, del 1 de enero al pasado día 15 se han impuesto un total de 1.345 sanciones por excesos de velocidad en esa carretera.

Badenes

“La ciudad está cambiando, creciendo y el primer tramo de Piles-Infanzón, hasta el Camino de La Pipa, se está integrando en el casco urbano”, argumentó Fernández-Ahúja para defender que se implanten pasos de cebra, semáforos, radares o sistemas reductores de la circulación como badenes o cojines berlineses.

La titularidad de la antigua carretera AS-247 fue transferida por el Principado al Ayuntamiento de Gijón el 13 de abril de 2007, comprometiéndose la administración autonómica a afrontar la reparación integral de la vía, algo que no se llevó a cabo hasta 2017. “Los vecinos de Somió llevan años denunciando la falta de seguridad que se advierte a lo largo de esta carretera, tanto por exceso de velocidad como por la ausencia de elementos susceptibles de facilitar el tránsito de peatones a lo largo de su recorrido”, subrayó Ángeles Fernández-Ahúja, que ve “poco justificada” la decisión del gobierno local de no tomar cartas en este asunto.

Compartir el artículo

stats