Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El recinto ferial aspira a abastecerse con placas fotovoltaicas e hidrógeno verde

El consorcio que gestiona las instalaciones pide un informe sobre el uso de energía alternativa y la legalización de la actual instalación eléctrica

Acceso principal al recinto ferial “Luis Adaro”.

Acceso principal al recinto ferial “Luis Adaro”.

Un cambio radical para un espacio emblemático de Gijón. El consejo de administración del Consorcio del Recinto de Ferias y Exposiciones de Asturias aprobó ayer solicitar presupuestos a ingenierías especializadas, con un límite de 13.000 euros, para contratar un estudio que determine si es viable técnica y económicamente su plan para intentar captar fondos europeos para la generación de energía fotovoltaica, producir hidrógeno verde y adaptar las actuales instalaciones eléctricas del recinto “Luis Adaro”. La definición de este proyecto y el primer análisis lo había efectuado la Fundación Asturiana de la Energía (Faen), con vistas a la solicitud de ayudas europeas Next Generation; los fondos comunitarios para la reactivación de la economía o la transición justa, que en España se gestionan a través del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

La Fundación Asturiana de la Energía, de la mano de la Dirección General de Energía, Minería y Reactivación del Principado de Asturias, había presentado hace varios meses en el Ministerio la expresión de interés del proyecto para la promoción del autoconsumo fotovoltaico en edificios del sector servicios y en las comunidades energéticas locales, con un presupuesto estimado inicialmente en 4,3 millones de euros. De esa cuantía, 3,43 millones de euros se corresponden con la adaptación de la instalación eléctrica del recinto ferial y el resto, con actuaciones ligadas al autoconsumo de energía renovable.

En su análisis, Faen consideró que la adaptación de la actual instalación eléctrica es de carácter urgente para legalizar el funcionamiento del recinto ferial de acuerdo con los requerimientos del servicio de autorizaciones energéticas de la consejería de Industria. Contratar el estudio de viabilidad es ahora el siguiente paso, que el consejo del consorcio da a propuesta de Faen. En dicho estudio se analizará si es factible implantar instalaciones solares fotovoltaicas en los pabellones del recinto, así como otras actuaciones complementarias, con la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos o industriales, una hidrogenera para la producción de hidrógeno verde o la creación de una comunidad energética local interna y externa. En dicho estudio también se tendrán que analizar cómo engarzar las futuras instalaciones de energía renovable con las con las actuales instalaciones eléctricas de la Feria, detallando las adecuaciones que deben realizarse para que el encaje sea adecuado y apuntando las implicaciones tanto desde el punto de vista técnico como del presupuestario.

En la reunión de ayer, la Cámara de Comercio de Gijón, que gestiona el recinto, explicó que está yendo a buen ritmo el alquiler de espacios a expositores para la próxima edición de la Feria Internacional de Muestras de Asturias (FIDMA). También se informó de que ya han sido subsanadas las deficiencias en la red de saneamiento del recinto que habían provocado vertidos al Piles.

Industria espera que la FIDMA sea “un éxito” y se felicita por el pacto del canon

La Cámara de Comercio de Gijón pagará cada año un canon del 7% de los ingresos anuales obtenidos por la explotación del recinto ferial, pero con un mínimo de 300.000 euros, con independencia del resultado del ejercicio económico de la Cámara. Se alcanza así un punto intermedio, como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, entre el planteamiento inicial del Principado de elevar a 400.000 euros anuales el canon que hasta ahora era de 283.080 y los postulados de la Cámara, que sugería un pago solo variable de entre el 6% y el 7%, de tal forma que los años con pérdidas no pagaría ningún canon. La nueva fórmula del canon se aprobó ayer en el consejo de administración del Consorcio del Recinto de Ferias, que también acordó facilitar el pago del canon de 2020, que la Cámara abonará a a plazos a lo largo de una década. Los años 2020 y 2021 se establecen de carencia y en los ocho siguientes, a partir de 2022, se abonarán 35.385 euros cada ejercicio hasta saldar esa deuda. Desde la Consejería de Industria se valoró ayer positivamente el acuerdo alcanzado entre ambas partes fruto de “una gestión compleja y difícil, con voluntad de hacer cesiones por todas las partes”, tras un largo periodo de negociaciones. Desde el Principado también se pronunciaron ayer sobre la celebración de la Feria Internacional de Muestras de Asturias (FIDMA) el próximo mes de agosto, retomando una cita que se vio interrumpida el año pasado por la pandemia: “Esperamos que este año se celebre con las condiciones necesarias y que sea un éxito su recuperación, como evento de referencia comercial y económica”.

Compartir el artículo

stats