El nuevo Instituto de la Mujer (Idemu) del Hospital Covadonga echó ayer andar como primer paso adelante en la ambiciosa ampliación del complejo sanitario, que aún afronta varios meses más de reforma. El recurso, que aspira a aglutinar bajo un mismo equipo multidisciplinar todos los cuidados relacionados la mujer, ya ha finalizado su fase de obra y de contratación de personal, aunque los responsables del hospital reconocen que la actividad está ahora “en fase de prueba” y que se irá ampliando en las próximas semanas. El Idemu, además, no se dará por completado hasta que no se culminen las anunciadas obras del área de Radiodiagnóstico, que harán crecer al hospital bajo tierra con una resonancia de tres teslas que, por su tamaño, tendrá que ser soterrada.

Explica Jesús Kocina, dueño del hospital, que su idea con este nueva unidad médica es convertir al Covadonga “en un centro de referencia en la atención a la mujer”. Para ello, según informó el hospital en una nota de prensa, se ha reservado una parte del complejo sanitario –que ganó espacio apropiándose de multitud de dependencias vacías antes ocupadas por las religiosas que solían dirigir el antiguo sanatorio– para un Idemu diseñado a medida. “La concepción y distribución del espacio, el uso de los colores y la elección de los materiales. Todo se ha diseñado teniendo en mente a las personas que van a habitar esos espacios, tanto las pacientes como el equipo médico”, subraya Kocina.

Desde ayer están contratadas varias ginecólogas, una matrona, médicos radiólogos, patólogos y técnicos de radiodiagnóstico especializados en estudios de mama, aparato genital femenino y densitometría, y el equipo tendrá contacto permanente con especialistas en cardiología, psicología y nutrición. El gran paso adelante se dará con la nueva resonancia –que se espera que pueda estar lista a finales de año–, ya que según la médico Estela Fernández Cuadriello resultará “esencial para la detección precoz y la prevención”.

La ampliación del Hospital Covadonga, valorada en más de seis millones de euros, está siendo este año una de las principales actuaciones sanitarias en la ciudad junto a las también anunciadas reformas del Hospital de Jove –que está renovando su área de resonancias– y Cruz Roja, pendiente de su nueva Unidad de Paliativos.