“Queremos convertir la ciudad en la capital bonitera del norte de España”. Así lo expresó ayer Iñaki Busto, el responsable del Canal Gastronómico de Nortegráfico, la empresa que organiza junto al Ayuntamiento el certamen gastronómico Gijón Bonito. La cita, presentada en la Casa Paquet, llega este año a su tercera edición y cuenta con el patrocinio de LA NUEVA ESPAÑA. El certamen se desarrolla entre julio y agosto y la novedad de este año es que, para lograr un mayor alcance, no solo participan establecimientos locales sino también de Madrid. Son cerca de 120 en total, entre pescaderías, restaurantes y peñas gastronómicas, donde los clientes podrán degustar el producto en diferentes recetas.

A la presentación de las jornadas asistieron, además de Iñaki Busto, el concejal de Promoción Económica, Turismo y Empleo, Santos Tejón; el director de Caja Rural en Asturias, Luis Rodríguez y el presidente de la Denominación de Origen Sidra de Asturias, Guillermo Guisasola. Iñaki Busto hizo hincapié en que uno de los objetivos de la iniciativa es dinamizar el sector hostelero gijonés. “Es el motor turístico de la ciudad”, explicó el promotor, que confió en generar una “identificación” entre la gente y la marca.

Santos Tejón se mostró en una línea similar. “Es importante vender el producto hacia afuera y promover las costumbres y tradiciones locales”, destacó el concejal, que mantuvo un tono amable en su intervención. “Podría alimentarme solo de bonito”, bromeó Santos Tejón, que añadió que el certamen Gijón Bonito es “aparte de turismo, economía”.

Luis Rodríguez, de Caja Rural de Gijón, celebró la “hermandad” de distintos gremios para sacar adelante Gijón Bonito y recalcó estar “encantado de apoyar la iniciativa”. Rodríguez insistió en que “hay pocos eventos alrededor del bonito” y ensalzó que, de esta manera, se puede fomentar “la venta local”. Por su parte, Guillermo Guisasola, de la Denominación de Origen Sidra de Asturias, se mostró contento por la posibilidad de combinar el bonito y la sidra en sus diferentes tipos. “El bonito es el paradigma de lo que mejor marina con las sidras”, sentenció.

Iñaki Busto declaró, para finalizar, que espera que muchos de los casi 120 locales que participan se “engalanen” para la ocasión. En ellos, los clientes podrán disfrutar del bonito de diversas formas: la ventresca, el rollo, en tacos o al ajillo, entre otras recetas más tradicionales. Además, la participación de locales chinos, japoneses o peruanos propiciará la oferta de sushis, makis o cebiches elaboradas con bonito. Los promotores auguran que este tercer año será “de crecimiento” y para la próxima edición planean “dar un salto” con la implicación de hoteles para que el paquete turístico de Gijón sea “lo más atractivo posible”.