No había un solo paseante que no se parara ayer a mirar con detalle o fotografiarse con los contenedores de vidrio diseñados con temática de la multinacional Disney que se instalaron en la playa de Poniente para la presentación de este plan. “Se han buscado ciudades comprometidas con el medio ambiente, y Gijón es un excelente ejemplo”, explicó Germán Fernández, gerente de Ecovidrio, impulsora de la propuesta. “Los gijoneses se sitúan por encima de la media nacional con más de 20 kilos de vidrio reciclado por habitante”, añadió. “Esto ayudará a que se recicle aún más porque con la excusa de acercarnos a verlos ya traeremos las botellas de vidrio”, contaba el pequeño Illán González.

Estos iglúes, que recrean a los personajes de dibujos Minnie Mouse, Goofy, Hulk o el marciano de Toy Story “se colocarán en La Escalerona, junto a las piscinas de El Llano, en los alrededores de la iglesia de Fátima y en la playa de Poniente, concretó el director gerente de Emulsa, Alfonso Baragaño. Además, los contenedores, que estarán en la ciudad como mínimo todo el verano, contienen un código QR (un código de barras bidimensional) a través del cual se puede participar en un sorteo de un viaje para toda la familia a Disneyland París. “Gracias a esto los críos se fijarán más en la importancia de reciclar, pero es algo que ya hacen incluso mejor que nosotros”, aseguró Tomás Álvarez, abuelo que paseaba con su nieto en las cercanía de Poniente. Acompañando a estos contenedores, Ecovidrio también ha preparado una edición en tamaño reducido destinada para los hogares.