Abierto hasta el Amanecer denunció ayer que las precarias condiciones a las que se enfrenta son fruto de la falta de compromiso de las instituciones con el futuro de la juventud asturiana. “El retraso del cobro del convenio con el Ayuntamiento de Gijón ha generado graves problemas de financiación”, dice. Esta asociación sin ánimo de lucro no ha podido asumir el pago de algunas nóminas a sus trabajadores y de proveedores.