Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Abierto hasta el amanecer” denuncia el retraso sistemático en el cobro de las subvenciones de Gijón: "No vivimos del aire"

La asociación, que aún no ha cobrado su asignación anual, exige una normativa que “blinde” la economía de las entidades sociales

Por la izquierda, María del Río, Patricia Martín y Lucía González, ayer, frente a la sede de “Abierto hasta el amanecer”, en la calle Soria, en el barrio de El Llano. | Marcos León

Por la izquierda, María del Río, Patricia Martín y Lucía González, ayer, frente a la sede de “Abierto hasta el amanecer”, en la calle Soria, en el barrio de El Llano. | Marcos León

Unos 71.000 euros de deuda para suplir el trabajo de alrededor un centenar de trabajadores. Este es el balance que hacen los voluntarios de “Abierto hasta el amanecer”, que a fecha de hoy seguían esperando por el primer ingreso de su subvención correspondiente a 2021. La mayoría de sus empleados, de hecho, ya se han ido al paro con hasta cuatro nóminas pendientes de pago. Y todo ello, aseguran, es fruto de “una burocracia municipal inexplicable” que año a año demora durante meses el ingreso de subvenciones a entidades sociales. “Los que trabajamos en lo social no podemos vivir de nuestra buena fe”, aseveran.

Patricia Martín, miembro de la junta directiva, calcula que las arcas públicas le deben unos 3.000 euros. A monitores como María del Río, entre 200 y 300. Y la multitud de empresas colaboradoras tienen pendientes facturas de entre 500 y 1.000 euros. “Todos los años nos ingresan el dinero con meses de retraso, que ya era un sinsentido porque a nosotros se nos contrata para hacer un trabajo y nos obligan a empezar a hacerlo sin recursos, pero lo de este año está siendo de locos. No vivimos del aire”, critica Martín. “Pasa con todas las entidades sociales. Es como si por trabajar de esto nuestro sueldo no fuese tan importante”, añade Lucía González, del mismo grupo.

Si todo va bien, el ansiado ingreso llegará mañana. Será el primer importe de su subvención de 2021 tras haber recibido el último cobro del convenio de 2020 el pasado mayo, que sirvió para saldar deudas anteriores. Por la prórroga presupuestaria, el convenio de este año no se firmó hasta el mes pasado, de ahí que el equipo pida modificar la normativa para “blindar” económicamente a asociaciones como la suya. Consideran un “sinsentido” que vayan a cobrar ahora una actividad, la del programa de ocio nocturno, que ya ha terminado. “Hemos tirado de favores a otros trabajadores, precarizándoles. ¿No puede haber una norma que nos ampare?”, preguntan. Ciudadanos también urge soluciones.

Compartir el artículo

stats