Un gijonés de 45 años ha sido detenido por un presunto delito de agresión sexual a una joven de 19. Según relata la Policía Local, la joven se personó esta pasada medianoche en comisaría para denunciar lo ocurrido. Según su relato, un hombre había comenzado a seguirla mientras se dirigía a la estación de autobuses y trataba de entablar conversación con ella, algo que la víctima rechazó en todo momento. "Repentinamente", según este relato, "el hombre intentó besarla y realizarle tocamientos, momento en el que ella consiguió salir corriendo". Los hechos fueron presenciados por un repartidor, que la acompañó a poner la denuncia. Agentes de la Policía Local detuvieron en las in mediaciones a M.Q.C de 45 años y vecino de Gijón, por un presunto delito de agresión sexual.

Por otro lado, añade la Policía Local, a las 12 del mediodía del sábado, los agentes detuvieron a M.A.H, de 22 años, por un presunto delito contra la salud pública, falsificación de moneda, atentado contra la autoridad y estancia irregular en España. Los hechos sucedieron cuando una patrulla que se encontraba en los alrededores del Albergue Covadonga observó que un joven, al percatarse de la presencia policial, salió corriendo y se introdujo rápidamente en el citado centro. A los pocos minutos, el joven volvió a salir y repitió la misma conducta al ver a los policías, momento en el que éstos entraron rápidamente para proceder a su identificación. En ese momento, el joven lanzó una mochila que portaba e intentó salir corriendo, empujando e intentando agredir a los agentes para zafarse.

Una vez retenido, los agentes recogieron la mochila y comprobaron que en su interior portaba un kilo de hachís, repartido en 10 tabletas de 100 gramos y un paquete plastificado con 61 billetes falsos de 20 euros. Los agentes comprobaron, asimismo, que el joven se encontraba en el país en situación irregular y procedieron a su detención. 

En materia de seguridad vial, por su parte, siete personas fueron detenidas a lo largo del fin de semana por conducir superando la tasa de alcohol permitida. Una de estas detenciones se produjo el domingo a las 9.40 horas de la mañana, cuando el conductor se disponía a realizar una PCR en el autocovid de la Escuela de Marina. Una patrulla de servicio en la zona observó una conducción irregular y procedieron a parar al turismo, cuyo conductor mostraba síntomas claros de embriaguez. En las pruebas que se le realizaron casi triplicaba la tasa de alcohol permitida.