Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La redacción que renovó el periodismo gijonés: LA NUEVA ESPAÑA celebra 25 años de la sede en Rodríguez San Pedro

Lugar de referencia para la información y el análisis sobre la ciudad, se inauguró con Sergio Marqués y Álvarez Areces, entonces presidente del Principado y alcalde de Gijón respectivamente

Sergio Marqués, entonces presidente del Principado, entre Melchor Fernández (director del periódico) y José Manuel Vaquero (director general). A la izquierda, Vicente Álvarez Areces, alcalde de Gijón en 1996. | Marcos León

Sergio Marqués, entonces presidente del Principado, entre Melchor Fernández (director del periódico) y José Manuel Vaquero (director general). A la izquierda, Vicente Álvarez Areces, alcalde de Gijón en 1996. | Marcos León

Hace más de 27 años, el 1 de febrero de 1994, LA NUEVA ESPAÑA añadió a su cabecera la palabra “Gijón”. Comenzaba LA NUEVA ESPAÑA de Gijón. La redacción entonces estaba en la calle Corrida, pero a mitad de julio de 1996, se cumple ahora un cuarto de siglo, LA NUEVA ESPAÑA de Gijón estrenó su actual local, en la calle de Rodríguez San Pedro número 5, cara a un puerto deportivo que entonces no era tal, pero con unas vistas sobre Gijón que eran y siguen siendo espectaculares.

La redacción que renovó el periodismo gijonés

Desde entonces, han pasado por ese lugar decenas de periodistas muy atentos y atentas a lo que pasa en la ciudad, con ventanales al puerto deportivo y a las calles de Felipe Menéndez y del Marqués de San Esteban. Mucha luz entra desde el exterior, y en el interior mucho trabajo y mucho talento.

Ver las fotografías de la inauguración de la nueva sede de Rodríguez San Pedro es ver a periodistas como José Manuel Vaquero, Melchor Fernandez, Fernando Canellada, Ángeles Rivero, José María Ceinos, Nacho Poncela o Javier Morán. Es recorrer la historia del periódico y la historia de Gijón en estos años. Es leer artículos también firmados por Dioni Viña, Rocío Valle, Carmen Fernández, Manolo Castro y Ana Rubiera, o ver fotos de Dani Mora, Isaac Rubio y Marcos León. Siempre con Gijón como protagonista.

Fue en el año 2000 (el tiempo definitivamente vuela) cuando se publicó mi primer artículo en LA NUEVA ESPAÑA de Gijón. Fernando Canellada, el primer director de la edición de Gijón me dijo enseguida que el periodismo era un trabajo común, en equipo, que cada artículo tiene su firma pero que por la mañana cuando sale el diario la firma es de todos. El maestro Juan Ramón Pérez las Clotas, tecleando su máquina Olivetti, aconsejaba a varias generaciones: “No te disperses, cada línea debe contener al menos un dato”. Ya no podemos pedir consejo a don Juan Ramón y tampoco a don Julio Puente, y estamos hablando de dos leyendas del periodismo local. Don Julio aconsejaba, ordenaba mejor, “tú no inventes nada, deja la imaginación para tu próxima novela, y elimina frases muy largas”.

Paco García estuvo al frente de la edición de Gijón durante unos años, y como en los casos anteriores sus consejos no cayeron en vano. Espero que no. “Especializarse en un tema no es malo, pero el periodismo es trasversal no pierdas el contacto con otros temas”.

Mucha gente desde hace veinticinco años haciendo periodismo. Sí, desde los metros cuadrados de la calle de Rodríguez San Pedro pero más bien desde todas las calles de Gijón. Periodismo a pie de calle. A esos nombres citados unimos a Eloy Méndez, actual responsable de la edición gijonesa, y a muchos más que hicieron y hacen de LA NUEVA ESPAÑA de Gijón lo que es, un periódico de referencia: “Eso es verdad, lo pone LA NUEVA ESPAÑA”.

Compartir el artículo

stats