Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ingeniería a todo gas para cuidar el planeta

Alumnos de la Politécnica y la Universidad, pioneros en crear una moto eléctrica de competición: “Ahora toca ganar la carrera”

Por la izquierda, los profesores Álvaro Noriega, Ramy Georgious y Ángel Navarro y los estudiantes Óscar García, Konstantin Edl, Luis Alfonso Martínez, Guzmán López, Alicia García, Andrea Iglesias y Tristán Alonso, junto a su motocicleta “MS6”. | Marcos León

Por la izquierda, los profesores Álvaro Noriega, Ramy Georgious y Ángel Navarro y los estudiantes Óscar García, Konstantin Edl, Luis Alfonso Martínez, Guzmán López, Alicia García, Andrea Iglesias y Tristán Alonso, junto a su motocicleta “MS6”. | Marcos León

La primera moto eléctrica de competición de Asturias lleva el sello del Campus de Gijón. El vehículo, que competirá este fin de semana en el concurso internacional “Motostudent” –que tendrá lugar en el circuito de Motorland de Aragón–, fue presentado ayer en la ciudad de la mano de sus creadores, el joven equipo universitario “Wolfast UniOvi”. En el desarrollo de este prototipo han participado veintitrés estudiantes y seis profesores e investigadores de la Escuela Politécnica de Ingeniería, la Facultad de Comercio, Turismo y Ciencias Sociales Jovellanos y el Centro Internacional de Posgrado. “Otros años habíamos desarrollado motos de gasolina y esta es la primera eléctrica, lo que ha significado empezar desde cero”, explicó Guzmán López, estudiante recién graduado en Ingeniería Electrónica y uno de los participantes.

Lo complejo de la iniciativa implicó “muchísimos cambios, aprendizajes y errores”, según López, que llegó a dudar de si el equipo lograría presentar a tiempo el prototipo para la competición. El resto de compañeros, todos de entre 20 y 25 años, coinciden en que lo más importante ha sido el aprendizaje, poder poner a prueba lo aprendido en el aula. “Hasta que no estás dentro del proyecto no te das cuenta de que las posibilidades son infinitas”, comentó la estudiante de tercer año de Ingeniería Electrónica Alicia García.

En la fase final de la competición, que tendrá lugar desde el 15 y hasta el 18 de julio, participan 80 equipos de todo el mundo, entre los cuales el asturiano “Wolfast UniOvi” se encuentra bien posicionado. “Hasta ahora hemos competido en la parte de ingeniería, y a nivel mundial somos bastante buenos, pero ahora lo que toca es la carrera, donde esperamos hacer un papel bastante digno”, relató el coordinador del equipo y profesor de la Universidad de Oviedo Álvaro Noriega. En cifras, la moto, que ha sido bautizada como “MS6”, se ha hecho con unos 33.000 euros en efectivo y con una serie de colaboraciones de empresas patrocinadoras, que se estiman en otros 20.000 euros, según calcula el profesor.

La vicerrectora de Sostenibilidad de la Universidad de Oviedo, Sandra Velarde, defendió ayer en la EPI la necesidad de apoyar este tipo de proyectos: “Este equipo es el ejemplo de la universidad que queremos en Asturias, una que forma a estudiantes de diferentes disciplinas para que juntos diseñen y construyan productos innovadores y sostenibles en el marco de la colaboración con empresas e instituciones”.

De los 25 patrocinadores con los que contaba el proyecto, se encontraba en el acto Jorge García, director de recursos humanos en España, Portugal e Italia de la empresa de automoción “Axalta”, patrocinadora principal. García puso en valor “el espíritu del equipo”, que es lo que su empresa busca para “patrocinar el talento joven”. Eva Pando, directora del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (Idepa), también quiso animar a estos jóvenes estudiantes a “combinar sus trabajos en la investigación con la generación de nuevas empresas”.

Compartir el artículo

stats