Las paradas a demanda en los autobuses de Emtusa, que ahora mismo pueden ser solicitadas por mujeres que viajen solas en las denominadas líneas “búho”, se abrirán a todos los servicios entre las diez de la noche y las seis de la mañana. Ese es el compromiso que asumió la Alcaldesa, Ana González, al aceptar el ruego de Laura Tuero, de Podemos-Equo. Misma concejala que también sacó adelante, aunque en este caso sin el apoyo expreso del gobierno que se abstuvo, una propuesta para actualizar el estudio realizado en 2018 sobre la brecha salarial entre el personal municipal como base para diseñar y ejecutar un plan de acción que la elimine.

No defendió la Alcaldesa esta vía de trabajo adelantando que ya se transita desde su equipo de gobierno por otros caminos más adecuados a la nueva normativa. Uno es la elaboración del III Plan de Igualdad y otro la definición de todos los puestos de trabajo del Ayuntamiento y la realización de un registro retributivo que de constancia de los ingresos de cada trabajador. Vox emitió el único voto en contra de la iniciativa. “Esto no es un país musulmán, Nadie discrimina a las mujeres y la igualdad de retribuciones es por ley”, concretó Eladio de la Concha.

Aunque en debates de igualdad y género la bronca con Vox ya se había dado antes a partir de una iniciativa de Laura Hurlé en favor de la eliminación del lenguaje inclusivo y el doble género en las tramitaciones administrativas del Ayuntamiento. En sus argumentaciones la edil de Vox defendió cumplir con la normativa de la real Academia de la Lengua y habló de un “neolenguaje que solo usa en actos públicos una elite de izquierdas” y de “derrochar tiempo y recursos en adoctrinar a funcionarios en lenguaje feminista”.

El tonto y la linde

Al margen de criticar el fondo de la iniciativa, la Alcaldesa se apoyó en su formación como profesora de lengua para reprochar a Vox que “para ser tan seguidores de la RAE su texto es un auténtico atentado a la norma”. “No corrijo pruebas de la EBAU, si las corrigiera ustedes no aprobaban. Y por cierto, Vox con x es un extranjerismo condenado por la RAE, su forma en castellano es voz”, dijo. La iniciativa de Vox solo consiguió el apoyo del PP. Ciudadanos se abstuvo y el resto de los grupos votaron en contra. De hecho, muchos de los ediles intervinientes en ese debate lo iniciaron saludando a concejales y concejalas para dejar clara su posición.

“Cuando un tonto sigue la linde, la linde se acaba y el tonto sigue”, sentenció Hurlé como remate a una segunda intervención donde pidió libertad “para que cada uno hable como quiera sin un policía del lenguaje que le diga que algo es machista”.