Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los seguros médicos de Gijón denuncian más intentos de fraude

El sector, con récord de ventas de pólizas básicas para acceder a consultas y pruebas, teme un aluvión de bajas tras la pandemia

La actividad al alza de la sanidad privada ante los retrasos en la atención que la pandemia ha provocado en la red pública está disparando también el contrato de seguros médicos, pero las corredurías redoblan ahora los esfuerzos para evitar los intentos de fraude, que también han crecido a un nivel exponencial. El sector explica estar registrando récord de ventas en las pólizas sanitarias básica, que suelen cubrir consultas y pruebas diagnósticas, y que sus clientes ya asegurados están haciendo ahora más uso de la red privada para ahorrarse las esperas en la pública. “Muchos usuarios que firman un seguro y a las dos semanas necesitan pruebas muy complejas por patologías que habían ocultado”, señala Noelia Roces, miembro de la única correduría especializada en salud en la región, con sede en Gijón.

Por el coste, los gijoneses están firmando sobre todo seguros que no incluyen estancias hospitalarias y que suelen rondar los 30 o 40 euros mensuales. El perfil habitual, según Roces, son familias que se adhieren a un plan de ahorro de hogar y pequeñas pymes y autónomos. La experta, no obstante, teme que “la mayoría de los nuevos clientes vienen motivados más por el miedo que por un interés real”, lo que podría suponer un inminente aluvión de bajas cuando la actividad de la pública se normalice. “En ciudades como Madrid, Valencia y Barcelona la convivencia de la pública y la privada está perfectamente asentada. Tal vez en Asturias, como en muchos otros ámbitos, las cosas lleguen más tarde”, completa Laura López, directora comercial del Igualatorio Médico Quirúrgico (IMQ), que admite un nivel de ventas “muy aceptable” en los últimos meses.

Pediatría de Perchera

La Consejería de Salud acaba de anunciar las anunciadas obras en el centro de especialidades de Pumarín para adecuar las consultas de Perchera. El traslado, tal y como adelantó este diario, ya se realizó este mes, pero Salud Pública ya había explicado que se trataba de una “mudanza” parcial y que la obra, que asciende a 107.992 euros, instalaría dos consultas médicas y una de enfermería para la atención pediátrica, además de una cuarta para usos múltiples que se usará como zona covid mientras sea necesario.

Compartir el artículo

stats