Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La movilidad en La Calzada: falta de aparcamiento, alta siniestralidad y polución por el paso de camiones

Un amplio servicio de buses y la oferta de actividades del barrio constatan un nivel alto de viajes a pie y en transporte público

Un ciclista usa el carril bici a la altura de Cuatro Caminos, con una vista del tráfico de vehículos particulares y camiones que pasan por la zona. | Pablo Solares |  FIRMA

Un ciclista usa el carril bici a la altura de Cuatro Caminos, con una vista del tráfico de vehículos particulares y camiones que pasan por la zona. | Pablo Solares | FIRMA

Un barrio al que el elevado tránsito de vehículos pesados le supone una suma adicional de contaminación atmosférica y acústica sobre la que ya genera la industria asentada en la zona. Un barrio donde las vías del tren generan una barrera física y de comunicación con el resto de la ciudad. Un barrio con déficit de aparcamiento en todas las secciones que lo componen. Y un barrio con un nivel de accidentes de tráfico por encima del resto de la ciudad, lo que la convierte en una de las áreas de mayor siniestralidad de Gijón. Así es la negativa fotografía de La Calzada que conforman las cifras y conclusiones del recién presentado estudio de diagnosis del Plan de Movilidad Sostenible de Gijón 2021-2030.

Ese ruido y ese aire contaminado que a mayores tiene La Calzada tiene como principal escenario el tránsito de camiones por la avenida Príncipe de Asturias de camino al Musel. Por eso los redactores del Plan de Movilidad fían la solución del problema a la construcción del vial de Jove con una nueva distribución de los tráficos y un trazado soterrado. Una solución que no queda a la vuelta de la esquina. Igual que solventar las carencias de aparcamiento por mucho que el Ayuntamiento tenga en mente promover una aparcamiento para residentes de más de 400 plazas en el entorno de la plaza del Médico Félix Prieto.

El informe del Plan de Movilidad contabiliza 3.673 plazas de aparcamiento en calzada en el barrio. Y fuera de calzada reseña 629 plazas en aparcamiento en superficie no regulado, 694 plazas en el centro comercial La Calzada, 185 plazas ilegales, 43 en aparcamientos públicos subterráneos regulados, 381 en aparcamientos públicos subterráneos no regulados y 6.250 plazas en garajes de bloques de vivienda. La ocupación de las plazas para aparcar en la calle es alta durante todo el día con especial incidencia en las calles Gran Capital, Brasil y Guatemala.

El informe analiza también esa barrera física que suponen las vías del tren pero compensando ese problema con su parte positiva: el barrio tiene su propio apeadero de tren por el que todos los días pasan las líneas de cercanías con destino a Oviedo y las regionales a León. Un plus de oferta de transporte público en un barrio bien comunicado en autobús. Por sus calles pasan 7 líneas de Emtusa.

Una realidad que ayuda a entender los usos que los vecinos de La Calzada hacen de los distintos modos de transporte según la razón de su desplazamiento. El vehículo particular, con un 34%, es lo más usado para los desplazamientos por trabajo o estudios aunque no le va a la zaga el transporte público con un uso del 26%. Y a pie van el 40% de los residentes de La Calzada a hacer sus compras y el 39% a sus actividades de ocio, recreo y deporte. Todo ello teniendo en cuenta la oferta que el propio barrio tiene en todos estos sectores y la tradición de los vecinos de relacionarse en ese ámbito sin “bajar” a Gijón. En esa intensa relación de La Calzada con el autobús se enmarca la puesta en marcha, en breve, del carril bus de Brasil-Gran Capitán. El primero de los que tiene previsto desarrollar el Ayuntamiento en Gijón. El informe también destaca, en relación con las formas de movilidad más sostenibles, la importancia cada vez mayor que tiene el eje que conforman las avenida de La Argentina y Galicia, entre La Calzada y El Natahoyo, como ámbito de uso peatonal que, además, se vincula a los paseos costeros tanto de la playa del Arbeyal como de Poniente. En cuanto a la siniestralidad, se contabilizan 391 accidentes lo que supone un 6,16% con respecto al volumen total en el casco urbano. El quinto barrio con mayor conflictividad.

En este contexto, y más allá de las ideas del Ayuntamiento en cuanto a aparcamientos o carriles bus y de la trascendencia que tenga para el barrio el desarrollo de grandes infraestructuras como el vial de Jove o el plan de vías, hay que incorporar la previsión de dos iniciativas que busca cambiar el modelo del barrio y hacerlo con la financiación que llegue de Europa para la reconstrucción tras la pandemia. Por un lado está la conversión de La Calzada en la primera zona de bajas emisiones de Gijón (ZBE), lo que supondría combatir parte de esa polución a partir de inversiones que mejorarían también la calidad de vida del barrio. Y por otro, acoger una de las tres ecomanzanas pensadas para Gijón como experiencia piloto.

Compartir el artículo

stats