Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luz y cartón para una despedida en el LEV Festival

Yannick Jacquet trae al LEV su último trabajo con el fallecido Fred Penelle: “Nunca hicimos un montaje tan grande”

Yannick Jacquet, ayer, posando entre algunas figuras de la instalación “Mécaniques Discursives” en Laboral Centro de Arte. 
| Marcos León

Yannick Jacquet, ayer, posando entre algunas figuras de la instalación “Mécaniques Discursives” en Laboral Centro de Arte. | Marcos León

“Estamos rodeados de números y obsesionados con el orden”. Yannick Jacquet, un artista audiovisual de origen francés, propone “hacer una pausa” a través de la gran instalación audiovisual que se inaugurará mañana en el marco del LEV Festival y que que ocupará durante seis meses los 700 metros cuadrados de la Sala de Proyectos de Laboral Centro de Arte. Realizada junto al artista belga Fred Penelle, se llama “Mécaniques Discursives”, y la conforma un conjunto de figuras de cartón y papel que se extienden por los suelos y paredes del local entre fantasiosas proyecciones de luz. Penelle falleció prematuramente en 2020 mientras terminaban esta exhibición, así que la puesta en escena gijonesa será la última del dúo, que llevaba casi diez años colaborando.

La instalación, cuenta Jacquet, es el resultado de una simbiosis entre su arte contemporáneo y el elemento tradicional en forma de grabados que aportaba Penelle. Desde un exitoso estreno en la ciudad suiza de Ginebra en 2012, han creado más de 80 instalaciones diferentes por todo el mundo, aunque basadas en la idea original. Ya habían venido a Gijón, de hecho, durante la edición del 2016 del LEV, pero la puesta en escena este año será más llamativa. “Nunca habíamos hecho una instalación de dimensiones tan grandes”, observaba ayer Jacquet mientras contemplaba su montaje, que otorga al espacio un aspecto monumental.

La escena que recrea la pieza es un lugar inmenso en cuyo fondo se abren unas ventanas al exterior y por las que se cuelan personajes propios de un sueño. La última figura diseñada por Penelle, un personaje antropomorfo con rostro de ave, preside desde el fondo y con sus siete metros de altura el local, repleto de personajes fantásticos. “Los organizadores del LEV nos propusieron crear algo para esta sala y pensamos que era una ocasión para jugar con el espacio de forma extrema. Esta vez queríamos ser más pequeños que los personajes”, explica el artista. El proyecto, cuenta, ha evolucionado con los años, acomodándose a los espacios que la acogieron y cuyas obras adoptaron formatos tan pequeños como el de una cartulina. A Jacquet le gusta comparar su forma de trabajar con los músicos de jazz. “No hay reglas, en la mayoría de las instalaciones vamos improvisando”, relata.

Penelle era un especialista del grabado y el encargado de crear los personajes. Lo hacía con un primer molde en madera que después digitalizaba para crear las figuras de papel y cartón que ve el público. Las luces y sonidos del francés completan el conjunto. Proyectándolos sobre las paredes en forma de flechas y números intermitentes, Jacquet cuenta que busca “crear una distracción”, y explica que su obra no puede “encorsetarse en un concepto”, porque la intención es que el espectador “pueda proyectar sus propia imaginación en la composición”.

El creador afirma divertirse con aquellos que buscan una lógica entre los elementos de su obra. Describe su proceso creativo así: “Fred y yo éramos dos niños que jugaban juntos. Como aquel juego en el que escribes una frase en un papel, lo pliegas y dejas que se vea la última palabra. La siguiente persona sigue con una frase de su invención. Al final, desenrollas el papel y tienes una historia surrealista”.

La trayectoria de “Mécaniques Discursives” llega a su fin, pero Jacquet aún no está listo para dejarla ir. Después de unas vacaciones en Asturias, retomará el proyecto de convertir una retrospectiva de la obra en una instalación y en un libro. “Tuvimos la suerte de exponer en muchos sitios porque a la gente le gusta. La retrospectiva es un homenaje para esas personas y para Fred”, anunció Jacquet.

Las instalaciones LEV


 “Heterotopies”

Del 8 al 25 de julio. Centro Cultural Antiguo Instituto. 

La primera colaboración de Elías Merino y Sergio Millán presenta una obra basada en los errores informáticos y la cultura pop. Mediante un mando de videojuego los visitantes navegan a través de estructuras tridimensionales y creaciones sonoras. h

 “Mécaniques Discursives”

Desde el 22 de julio. Laboral Centro de Arte y Creación Industrial. 

El programa “Años Luz” presenta la obra a gran escala de Yannick Jacquet y Fred Penelle, una instalación que combina la luz y el sonido con figuras de papel y cartón desarrolladas a partir de grabados en madera.

“Un portal a la memoria”

Del 22 al 25 de julio. Capilla del Palacio de Revillagigedo.

Con la colaboración del Ministerio de Cultura de Taiwán, el artista “new-media” Hsin-Chien Huang expone por primera vez en España con tres piezas de realidad virtual cocreadas con Laurie Anderson, para vivir en primera persona los recuerdo del autor sobre la historia reciente de Taiwán.

 “Acqua Alta-Crossing de mirror”

Del 22 al 25 de julio. Escuela de Comercio. 

Adrien M y Claire B diseñan un libro “pop up” de realidad aumentada. Mediante los móviles el libro se transforma en la danza un hombre, una mujer, una casa y la rutina. 

 “Fauna”

Del 22 de julio al 22 de octubre. Circuito callejero.

Otro proyecto de Adrien M y Claire B que en esta ocasión colaboran con el colectivo “Brest Brest Brest”. Un circuito de pósters, ubicados en la Escuela de Comercio y calles de la ciudad, que cobran vida en las pantallas de los móviles

“Urmando AR. Tanukis”

Instalación Permanente. Espigón de Fomento.

Una aplicación móvil de realidad aumentada creada por Julie Stephen Cheng permite descubrir a los “Tanukis”, criaturas ocultas en la instalación colocada en el Espigón.

Compartir el artículo

stats