Como un jarro de agua fría ha caído en el Foro de Movilidad el informe de la Secretaría General del Ayuntamiento, desvelado por LA NUEVA ESPAÑA, que fija la falta de capacidad legal del organismo para tener la consideración de representante de la participación ciudadana e intervenir de manera activa en los procesos de diseño de proyectos, planes o presupuestos municipales. Por ejemplo, el Plan de Movilidad ahora en marcha. “Es una manera indirecta de cargarse el Foro de Movilidad y un modelo distinto de participación”, criticaba ayer a titulo personal Manuel Cañete, presidente del Foro en representación de la Federación de Asociaciones Vecinales (FAV), que también preside.

El informe especifica que la actual regulación municipal solo reconoce la existencia del Consejo Social y los consejos de distrito y sectoriales. El Foro de Movilidad queda fuera, pues, de ese entramado en tanto y cuanto no se cambie el reglamento vigente. El gobierno local de PSOE e IU ya anunció que se reformularán los procedimientos de participación ciudadana en el marco del diseño de la denominada Agenda Urbana de Gijón.

El Foro de Movilidad se constituyó a finales de 2016 –durante los años de gobierno de Foro Asturias con Carmen Moriyón como alcaldesa– como un espacio de debate vinculado al diseño del, entones, Plan de Movilidad Sostenible y Segura de Gijón (PIMSS), que no llegó entrar en vigor. Aglutina a cerca de ochenta entidades sociales, vecinales, empresariales y de todo el tejido asociativo local interesadas en las políticas de movilidad de la ciudad.

Para Cañete más que oficializar que el Foro no está dentro de los espacios de participación amparados por el actual reglamento de participación el reto del gobierno gijonés debería ser buscar su encaje dentro de ese entramado. De hecho el informe de la Secretaría se solicita por la Alcaldía en base, entre otras cosas, a un ruego del propio presidente del Foro pidiendo analizar el procedimiento para institucionalizar la entidad que, ahora mismo, no goza de personalidad jurídica propia, ni está inscrita en el registro de asociaciones.

Visto el informe, Manuel Cañete ya anuncia una reunión “lo antes posible” de la permanente del Foro y una sesión extraordinaria de su plenario para “determinar si merece la pena seguir o no. Antes sería bueno conocer si hay plan B mientras tanto (por la espera del cambio de regulación” o se pretende seguir como hasta ahora.

“El Foro fue creado desde el Ayuntamiento tras un acuerdo de pleno y ha sido refrendado en numerosas ocasiones. No es un capricho externo ni un grupo de amigos”, remató Cañete.