Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Vestusta Morla” golea en El Molinón

El estadio gijonés acoge el primer concierto en ocho años con entusiasmo del público: “Es un escenario fabuloso para este tipo de eventos”

32

Concierto de "Vetusta Morla" en Gijón Marcos León

“Tal vez lo que me hace grande es teneros delante otra vez”. Y nada menos que en un escenario como el de El Molinón. Pucho, cantante de “Vetusta Morla”, varió uno de sus versos para dar la bienvenida al público en el retorno del templo de los conciertos masivos del verano gijonés tras ocho años. Lo hizo sin necesidad de parar de cantar y con los espectadores, que ya habían ovacionado a la banda al subir a escena, completamente entregados.

El grupo musical, que ha llenado estadios allá por donde ha pisado, cantó temas de todos sus discos. Comenzó con un clásico como “Los días raros”, siguió con otros posteriores como “Palmeras en la Mancha” y deleitó al público también con los más populares. El estribillo de “Copenhague” fue entonado por las 2.500 personas que se dieron cita en el fondo norte del estadio, en lo que fue el inicio del festival Tsunami Xixón. Sentados en las gradas, menearon sus cuerpos al ritmo de la música de la banda madrileña. La distancia de seguridad y la imposibilidad de presenciar el espectáculo de pie no importaron: El Molinón volvió a vibrar a pesar todo.

“Vestusta Morla” golea en El Molinón

La vuelta de los conciertos al verde sportinguista no pudo ser más emocionante. Desde las 20.30 horas, momento en que se abrieron las puertas, ya empezaron a asomar los primeros aficionados, que llegaron a formar colas justo antes del inicio. Marta Fernández y Estela Menéndez, dos de ellas, se alegraron enormemente del regreso de la música a El Molinón y, en concreto, de que fuese de la mano de “Vetusta Morla”. “Ojalá el estadio pueda albergar muchos más de ahora en adelante, es un escenario fabuloso para este tipo de eventos”, comentaron.

Otros asistentes volvieron a un concierto por primera vez desde que empezara el estado de alarma. Ese fue el caso de José Manuel Collada, quien presenciase el recital de Bruce Springsteen en 2013, último acogido por El Molinón. Acompañado, entre otros, por Daniel Luaña, ambos destacaron el “ambiente muy sano” que se respiró y las “ganas evidentes” de los aficionados por “pasarlo bien”.

“Vetusta Morla”, en boca de Pucho, realizó varios guiños a Asturias y al campo sportinguista que volvieron loco al respetable. Aludió a los acantilados autóctonos en “Finisterre”, en la que intervinieron cuatro artistas asturianas haciendo los coros y tocando las panderetas. También, pidió que se apagara El Molinón en “Saharabbey Road”.

El espectáculo, que fue complementado por una pantalla gigante que incluía grafismos con los que animar las canciones, terminó con otros temas como “Guerra civil”, “Te lo digo a ti”, “Punto sin retorno” o “Los días raros”, clásico con el que se cerró el concierto.

Compartir el artículo

stats