Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

dOLORES PATÓN SABUCEDO | Concejala de Atención a la Ciudadanía, Distritos y Urbanismo

“La solución con la ITV era fácil y dimos opciones al Principado, pero se enrocó”

“El plan de vías es vital para Gijón y por eso no podemos estar de brazos cruzados, vamos a redactar el nuevo convenio y un estudio de viabilidad”

Dolores Patón, concejala de Urbanismo

Dolores Patón, concejala de Urbanismo

La socialista Dolores Patón asumió Urbanismo en la última remodelación de gobierno. Algo que unido a sus responsabilidades como concejala de Atención a la Ciudadanía y Distritos la convierte en una de las piezas básicas de la acción del equipo de gobierno.

–¿Ya firmó la licencia de la ITV en Granda?

–No, están preparando los jurídicos la resolución, es lo que falta.

–¿No hay ningún resquicio para frenar esa operación?

–El Ayuntamiento considera que no es el sitio adecuado y lo ha dejado claro por activa y por pasiva. Incluso antes de que solicitaran la licencia, cuando consultaron la disponibilidad de unas fincas municipales de la zona. Ya entonces el arquitecto municipal decía que si bien urbanísticamente era legal y sería posible instalar una ITV no se consideraba adecuado. Es lo que mantuvimos siempre.

–¿Cómo es posible que dos gobiernos de un mismo partido no sean capaces de llegar a un acuerdo político?

– Si das la razón al Principado es porque cómo eres del mismo color y otras veces, como en este caso, es que no negocias políticamente. Hemos negociado hasta donde ha sido posible. Cada uno tiene sus razones. Nosotros hemos hecho todo lo posible para buscar una solución y ellos, sinceramente, creo que se han enrocado. La solución era fácil y se les dieron opciones, como permutas de suelo.

–La oposición habla de intereses ocultos. Hay incluso quien recuerda que el gerente de la empresa que vendió la finca es el exportavoz municipal socialista José María Pérez.

–Eso es chismorreo y maledicencia. Dicen que si ya en 2012... En 2012 no creo que Josechu tuviera idea de donde iba a estar en 2020, seguramente pensaría en ser alcalde de esta ciudad aunque luego todos conocemos los procesos internos del partido. Esas difamaciones hacia Josechu o hacia quien sea me parecen lamentables.

–¿Qué dice Itvasa para justificar que solo les vale Granda?

–Que necesitan solucionar el tema con rapidez y allí hay una nave que necesita poca inversión y donde acometer las obras en poco tiempo. De ahí no hemos conseguido sacarlos.

–¿Cómo se explica que se diga no a una gasolinera en Deva y si a una ITV en Granda?

–Se explica fácil, con la normativa urbanística. La ficha del Plan General en el terreno de la ITV permite ese uso y la ficha que tenemos en la parcela de la Olla no lo permite, salvo que decidiera el Ministerio de Transportes que fuera de interés general y tuviera un acceso directo a la autopista. Una ficha te permite denegar y otra te obliga a conceder. Queremos proteger la zona rural pero tenemos que cumplir con la normativa.

–¿Cómo están las cosas en el plan de vías? ¿Ya están con el nuevo convenio?

–En breve sacaremos una asistencia técnica para redactar el borrador del nuevo convenio y vamos a trabajar en un documento que aúne todas las justificaciones que avalen la necesidad y viabilidad de la estación intermodal . A la hora de pedir financiación vamos a tener que justificar lo máximo posible.

–Siempre pensando en ubicarla en Moreda...

–Si, la posición es Moreda pendiente del estudio informativo. Quizás este trabajo que hacemos procedía que lo hiciera el Ministerio pero no queremos estar parados. Llevamos años y años con este telar y vamos a hacer todo lo posible por sacar esto adelante. Es vital para Gijón y no podemos estar de brazos cruzados. Tenemos que estar macizando continuamente con el Ministerio y adelantar nosotros todo lo que podamos.

–¿Hay miedo a que el cambio de titular en el Ministerio genere otro retraso?

–Esperemos que no. La intención de la alcaldesa es solicitar una reunión con la ministra lo antes posible. Los técnicos con los que trabajan nuestros técnicos van a seguir siendo los mismos y los nuevos nombramientos son de gente que viene de Adif. Eso incluso nos pude ayudar.

–La polémica se centra en la ubicación pero ¿y el dinero?

–Lo que queremos con el nuevo convenio es amarrar el sistema de financiación que está en el convenio actual (donde el Ministerio asume la mayor parte). Nos parece que es por el que tenemos que apostar y de lo que cada parte asume en él no nos vamos a mover ni un ápice; luego lo que hay que buscar son las fuentes. Ir al BEI (Banco Europeo de Inversiones) o a la banca privada.

–¿Ya están trabajando en el plan especial de Cimadevilla?

–Estamos en ello. Hay interés de promotores privados por recuperar edificios catalogados y también estamos en contacto con el nuevo propietario del edificio de la Autoridad Portuaria que promueve un hotel de cinco estrellas para ver las propuestas y reordenar también esa zona. Hay cosas muy interesantes para Cimadevilla donde vamos a aprovechar para definir la movilidad, avanzar en accesibilidad... Vamos a darla una vuelta al barrio, que lo necesita.

–Una queja reiterada es la demora en la concesión de licencias en Urbanismo. Se anunció un plan de choque.

–Estamos en ello. Por fin tenemos el sistema de automatización para licencias de obra menor y declaraciones responsables. Las técnicas lo están trabajando ahora mismo en un entorno de pruebas y tiene muy buena pinta. En dos o tres semanas empezaremos a trabajar en real y nos va a agilizar muchísimo.

–¿Qué es?

–Habrá que rellenar un formulario electrónico y según el tipo de obra ya te va a decir si es licencia de obra menor o declaración responsable y que documentación tienes que aportar. Eso se registra y automáticamente se abre el expediente y, también automáticamente, se van pidiendo los informes; cuando un técnico emite su informe, se da el salto al siguiente escalón y así se sigue. Quien no esté ducho con el ordenador puede ir a una oficina de atención ciudadana y se lo harán. Además estamos trabajando en una guía de servicios con información del tipo tramitaciones que hay, para que son y un resumen de la documentación básica que se pida siempre. El requerimiento de documentación una y otra vez nos lleva mucho tiempo, es una de las causas de esos retrasos. Urbanismo recibe 19.000 registros al año.

–¿Cuanto tiempo se ahorrará con el nuevo sistema?

– Si todo sale bien la mejora será increíble y nos va a permitir trabajar con datos y tener más control.

–¿Ya se nota la reactivación del sector de la construcción?

–Mucho. Durante la pandemia hubo muchísimas declaraciones responsables porque todo el mundo se puso a hacer reformas. También hay un incremento notable de parcelaciones y licencias para viviendas unifamiliares. Gijón tiene ahora mismo proyectos ilusionantes. En la zona oeste las 200 viviendas en el área del Santa Olaya, la obra en la calle Lealtad y el plan de las calles Bolivia y Costa Rica. Y al este está aprobado el estudio de detalle del entorno del Ricks y acaba de adquirir un promotor asturianoa la Ería del Piles. Se va a poner esa fachada en el sitio que merece.

–¿Que enseñanzas dejó la pandemia en el servicio de atención a la ciudadanía?

–Es un servicio esencial, la ventana del Ayuntamiento, con un gran equipazo que estuvo desde el minuto uno de la pandemia, cuando no había ni mamparas, atendiendo las citas previas y unos teléfonos a los que se llamaba para todo porque la gente estaba preocupada, desorientada... La cita previa ha sido recibido bien y está funcionando.

–¿Están obsoletos los consejos de distrito?

–No creo que el diseño esté obsoleto. La ciudad tiene muchísimos consejos de participación, quizás debamos darle una vuelta a ver quien está representado y cómo funciona. Y hay que vincular a la ciudadanía a las asociaciones. Todos en los barrios deberíamos ser de la asociación de vecinos.

–Hay una critica constante a que este gobierno cercena la participación ciudadana.

–La oposición a veces intenta un relato y a veces lo inventa. Esto de la participación es un mantra que no comparto. La relación es permanente y fluida con el movimiento vecinal para trasladar sus peticiones y para darles respuesta, que no siempre supone decir que sí a todo.

Compartir el artículo

stats