Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La calistenia coge fuerza en Viesques

Jóvenes aficionados disfrutan ya del primer parque de Gijón especializado en esta modalidad de gimnasia: “Es muy beneficiosa, esto se va a llenar”

Cristian Arenas, Víctor Álvarez, Antonio Naves y Carlos Pagín

Cristian Arenas, Víctor Álvarez, Antonio Naves y Carlos Pagín

No todo el deporte se disfruta en Tokio. Ni todos los deportistas son olímpicos. Viesques tiene su propia especialidad deportiva que ofrecer al mundo desde hace unos días. “Llevábamos pidiendo este parque más de tres años”, recuerda Cristian Arenas, de 19 años, mientras entrena en los elementos del circuito del recién inaugurado parque de calistenia, el primero que existe en todo Gijón. La calistenia es una modalidad de gimnasia en la que se ejercita el cuerpo con el peso de uno mismo, ayudado por barras de diferentes alturas en disposición vertical u horizontal.

“Es un entrenamiento que ofrece una gran versatilidad de ejercicios y que te da una gran cantidad de beneficios de cara al físico”, aporta otro de los jóvenes que se acercó a ejercitarse a l nuevo equipamiento , Víctor Álvarez, de 22 años. Desde este jueves, el Parque Fluvial de Viesques cuenta con cien metros cuadrados de terreno dedicado a ello, convirtiéndose en el primer lugar equipado para esta práctica en toda la ciudad.

Víctor Álvarez, en unas barras. Marcos León

Antes de la existencia de esta zona, los seguidores de este deporte tenían que buscarse la vida, improvisando con herramientas que no habían sido diseñadas originalmente para ello: como los juegos de los parques de ejercicios para mayores. “Teníamos un punto de encuentro que era en la avenida de la Costa, cerca del hotel Begoña y otro cerca del colegio Campoamor, pero no nos era suficiente, así que esto dentro de lo que teníamos está muy bien”, confesó Arenas.

Un momento del entrenamiento

Los amantes de la calistenia quieren demostrar que no es una moda pasajera, llegó para quedarse. Así opina también Carlos Pajín, de 28 años. Él no solo la ve como un “hobbie”, sino también como una gran alternativa en estos tiempos. “Es una opción muy interesante en época de pandemia porque es un buen sustitutivo para aquellos que entrenamos en el gimnasio, como es mi caso”, explicó, pero no se quedó ahí. “La calistenia es un deporte que ahora mismo tiene muchísimo auge, dentro de unos días este parque se va a llenar”, vaticinó. Ya atrae a gente de fuera del concejo. “Este parque cumple con todas mis expectativas, tiene un poquito de todo”, opina el tinetense de 22 años, Antonio Naves.

En Gijón ya existen desde hace un tiempo grupos dedicados a la calistenia. “GijónBars”, del que Cristian Arenas y Víctor Álvarez forman parte, fue el primer equipo que se creó, como forma de dar visibilidad a este tipo de entrenamiento y han sido los que más han peleado porque este parque se llevase a cabo. Álvarez quiso recordar a la cabeza visible de la pandilla, Wilson Pesántez. “Es una de las personas que más ha trabajado para hacer esto una realidad y el que más mérito tiene”, dijo.

Compartir el artículo

stats