Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de contenedores vacíos causa demoras en las exportaciones por El Musel

El problema, a nivel mundial, se agrava en el puerto gijonés por la menor importación | El número de TEU cayó un 15,17% en el primer semestre

La terminal de contenedores de El Musel. | Ángel González

La terminal de contenedores de El Musel. | Ángel González

Esperas en el embarque de mercancías en El Musel que en algunos casos sobrepasan el mes y medio, desvío de envíos que no pueden esperar a puertos como Algeciras o Valencia, y un incremento en los costes que puede llegar a triplicar a los del año pasado, son las consecuencias que están pagando las empresas exportadoras asturianas de la escasez a nivel mundial de contenedores desde principios de año, algo que se ha traducido en un retroceso del 15,17% en el tráfico de TEU (contenedores de seis metros o su equivalente) en el primer semestre del año, en un contexto en el que el resto de tráficos de El Musel fue al alza, según las estadísticas de Puertos del Estado.

La falta de contenedores vacíos es un problema a nivel mundial, pero se nota especialmente en Gijón desde el pasado mes de enero por el desequilibrio en los flujos de mercancías contenerizadas por el puerto gijonés, donde las exportaciones tradicionalmente superan a las importaciones. Eso es lo que motiva que las navieras tengan que dejar contenedores vacíos en el Puerto para cubrir esa diferencia.

El problema, no obstante, no afecta sólo a las empresas exportadoras, si no también a las importadoras, debido a que el de Gijón no es un puerto principal en cuanto al movimiento de contenedores.

La escasez mundial de contenedores deriva de que las navieras no tenían el suficiente número de contenedores para hacer frente al incremento de la demanda que se produjo con el repunte económico tras la crisis por la pandemia del coronavirus, y también del acaparamiento de contenedores vacíos por los exportadores chinos. A esto se han sumado otras circunstancias como la incidencia de la pandemia en uno de los grandes puertos del gigante asiático o, en menor medida, el atasco en el canal de Suez al encallar un barco en marzo, explican fuentes del sector.

En Gijón ha habido navieras que en los últimos meses sólo han podido dar salida en el plazo solicitado a un tercio de la carga de conocidas industrias de la región, con el consiguiente retraso en la entrega del pedido. La incidencia es diferente en función del tamaño. Las navieras cuidan más a un gran cliente, que hace cuantiosos envíos regulares, que a un exportador que maneja un menor volumen o a uno esporádico.

Algunas empresas asturianas han optado por trasladar la mercancía por carretera a otros puertos, como Valencia o Algeciras, que al ser puertos en los que hacen escala las lineas transoceánicas de contenedores, acortan el tiempo para llegar al destino final.

El problema también se da con las importaciones, con envíos de China que han acabado llegando a Asturias a través de puertos como el de Valencia o el de Vigo, según varias fuentes consultadas por las reticencias de navieras a traer contenedores a Gijón en la actual coyuntura.

Algunas empresas ya están estudiando alternativas como utilizar los envíos en bodega, tanto para exportaciones como para importaciones de China, por los problemas derivados de la escasez de contenedores. El uso del ferrocarril es otra de las alternativas, apuntan fuentes empresariales.

La situación incluye retrasos en algunas de las escalas de las lineas regulares en el puerto gijonés, en el que operan siete navieras de contenedores, algunas compartiendo barco. Sólo una de esas navieras está actualmente contratando portes a siete o diez días vista, varias de ellas lo condicionan a la disponibilidad y otra más los ofrece con mes y medio de antelación, lo que en la práctica puede implicar una variación del precio del flete. Unos precios que se han multiplicado por tres y hasta por cuatro respecto a hace un año. De momento, el puerto gijonés ha perdido 5.525 contenedores entre enero y junio, según Puertos del Estado; pasando de los 36.430 del primer semestre del año pasado a los 30.905 del actual.

Compartir el artículo

stats