A veces los sueños se hacen realidad. Diez años atrás, Omar Fernández se dijo a sí mismo que escribiría una novela de ciencia ficción. La presentó ayer, en la Antigua Escuela de Comercio, en un acto organizado por la librería La buena vida. “’Salgadum’ es magia. Todo puede pasar”, dijo el autor acerca de su obra.

La presentación la inició Esther de la Calle, profesora en el IES La Laboral, el mismo en el que se desempeña Fernández como docente en el área de Tecnología. De la Calle destacó que el libro, además de aunar “poesía, audacia y esperanza”, sirve como “manual de aprendizaje para cualquier joven”. Además, elogió a su compañero, del que destacó su capacidad resolutiva y de análisis en tareas relacionadas con la primera de sus ocupaciones, la docencia. En el ámbito literario, De la Calle expresó que “en cuestión de aventuras, no son los autores los que eligen a las novelas, sino al revés”, justo lo que ha sucedido con “Salgadum” y Omar Fernández.

En cuanto al protagonista, compaginar las dos labores ha sido tarea complicada para él, pero fructífera. “Escribí la novela usando las vacaciones de verano, ya que mi trabajo me quitaba el resto del tiempo”, comentó. Natural de Sotrondio, Fernández siempre ha sido do aficionado a la literatura fantástica juvenil, lo que le llevó a comenzar su novela. “Hace una década decidí empezarla. Sabía cómo lo iba a hacer y al final se ha convertido en realidad”, declaró.

Con respecto a la trama de la novela, “Salgadum” narra la historia de Joel, cuya vida da un vuelco cuando cumple dieciséis años y su madre le revela un secreto familiar. A partir de ahí, el adolescente deberá emprender un arriesgado viaje junto con criaturas misteriosas. Junto con “Dersacus”, “Verfosus”, “Runimos” y “Astrimus” , el protagonista de la historia se sacrificará con el objetivo de salvar a su familia y al mundo, enfrentándose a situaciones que jamás habría imaginado afrontar.

En el día de ayer, se pusieron a la venta los primeros ejemplares, agotados antes de que comenzase la presentación. El autor, que fue breve en su discurso, agradeció la ayuda y colaboración de su familia y amigos, así como de Célebre Editorial, responsable de la publicación de su obra. También pidió disculpas por el aforo limitado, que impidió a algunos asistentes escuchar la presentación. Finalmente, dio a conocer su novela al público de modo original y mediante un juego, en el que los asistentes contestaron a algunas de las preguntas relacionadas con la historia.