Se había colado en casa de su novia para darle una sorpresa y acabó detenido después de que una compañera de piso, temiéndose que fuese un intruso, llamase la Policía. Este curioso incidente ocurrió en el barrio de El Llano y el afectado, un varón de 28 años, estuvo horas detenido por allanamiento. Según explica la Policía Nacional, una de las compañeras de piso de su novia, una joven de 20 años, detectó al varón y huyó corriendo a su dormitorio, ocultándose bajo la cama, y llamó a los agentes.

La confusión duró aún varias horas más, ya que la muchacha nunca había visto al varón por lo que, a la llegada de la Policía, no hubo forma de comprobar que el hombre no era realmente un intruso. Según explican los agentes, la moradora compartía piso con otras dos compañeras, y a las tres de la mañana "había escuchado ruidos, se había levantado y había visto a un chico vestido con ropa oscura merodeando por la  vivienda". Aterrada, huyó a esconderse.

Los agentes accedieron después al interior del piso para asistir a la requirente. En la inspección de la vivienda, los agentes localizaron a un hombre, "que estaba encerrado en el baño". Esta persona dijo que había entrado para dar una sorpresa a su novia, pero ésta no se encontraba en la vivienda. La joven que había avisado a la Policía "negó conocer a este chico, nunca lo había visto en compañía de su amigas y no sabía que fuera el novio de ninguna de ellas", por lo que a tenor de lo manifestado y "ante la imposibilidad de localizar al resto de las inquilinas", fue detenido por allanamiento de morada, por no tener el consentimiento para entrar en la vivienda y permanecer en ella sin estar autorizado.

El arrestado de 28 años de edad tenía antecedentes policiales por malos tratos en el ámbito familiar y resistencia a agente de la autoridad. Finalmente se comprobó que era el novio de una de las moradoras y todas ellas manifestaron su intención de no formular denuncia contra él, por lo que fue puesto en libertad.