La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, afirmó ayer que las dos jóvenes que denunciaron una agresión sexual a manos de varios varones en una habitación de hotel en Gijón en la madrugada del sábado tienen "sus razones" y que el caso parece tener "cierta gravedad".

En declaraciones en Villaviciosa, donde asistió a la presentación de un plan para recuperar los humedales de la ría, Losa ha puesto en duda que haya muchas mujeres "que denuncien sin razón" y por ello se reafirmó en su condena por el caso, "sin perjuicio de que la investigación judicial llegue a unas conclusiones determinadas".

Ante la amenaza del abogado de los cuatro ciudadanos portugueses que fueron arrestados de denunciar a los cargos públicos que condenen a sus defendidos con afirmaciones que den los hechos por juzgados, Losa dijo que ni ese letrado "ni nadie" va a cambiar que el Gobierno siempre condene "cualquier agresión que se haga hacia una mujer" o cualquier situación que lleve a las mujeres a sufrir "debilidad, ataque o agresión".

Además, consideró que el de Gijón es "un caso que aparentemente tiene cierta gravedad" y que las denunciantes tienen "sus razones".

Losa sí admitió que la investigación de estos casos es "compleja" porque son agresiones que se producen en entornos cerrados sin testigos, y donde "es la palabra de unos contra otros", por lo que es necesario recabar todos los datos y pruebas.

El Juzgado de Instrucción número 5 de Gijón ordenó hace dos días el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para dos de los cuatro varones de nacionalidad portuguesa detenidos por la supuesta agresión sexual sufrida por las dos jóvenes, de 22 y 23 años, mientras que los otros dos arrestados quedaron en libertad provisional con la prohibición de aproximarse y de comunicarse con las víctimas.

El juzgado, cuya decisión fue compartida con la Fiscalía y la acusación particular, mantiene las diligencias abiertas por los delitos de agresión y abuso sexual, sin perjuicio de que dichas calificaciones pudiesen modificarse a lo largo de la instrucción.

Según precisó la Fiscalía, las víctimas apuntaron a los dos detenidos que fueron enviados a prisión provisional como los presuntos autores de los actos violentos que se les imputan.